El PSOE pide a la Junta que demuestre su lealtad al Gobierno apoyando los seis meses de estado de alarma

La secretaria de Organización, Ana Sánchez, advierte a Fernández Mañueco que ellos no cuestionan el por qué en Castilla y León el toque de queda comienza a las diez de la noche y no a las once

La secretaria de Organización del PSOE, Ana Sánchez, durante la rueda de prensa
La secretaria de Organización del PSOE, Ana Sánchez, durante la rueda de prensaRubén cachoIcal

Después de que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, haya declarado que los seis meses de estado de alarma que propone el Gobierno de España es un periodo de tiempo “excesivamente largo” y haya defendido la propuesta de su líder, Pablo Casado, de situar en las ocho semanas la duración de dicho estado de alarma, los socialistas de Castilla y León han pedido al jefe del Ejecutivo regional que reconsidere esa posición y que apoye “sin fisuras” el medio año el Gobierno de España ha decretado en nuestro país para frenar la expansión del coronavirus y reducir la presión hospitalaria.

La secretaria de Organización del PSOE, Ana Sánchez, aseguraba que este lunes que tanto el PP como el Gobierno autonómico tienen una gran oportunidad ahora de demostrar esa “lealtad” hacia el Ejecutivo de Pedro Sánchez “de la que presumen” respaldando la prórroga del estado de alarma hasta mayo que los del puño y la rosa defienden y reivindican “porque proporciona seguridad jurídica y permitirá a las Comunidades Autónomas modular las medidas conforme evolucione la pandemia”.

“Al igual que nosotros no nos cuestionamos el por qué en Castilla y León se ha decidido que el toque de queda comience a las diez de la noche en lugar de las once, pedimos a Fernández Mañueco esa misma lealtad mutua y que respalde los seis meses de estado de alarma”, decía la también vicepresidenta de las Cortes, quien insistía en reclamar a la Junta “responsabilidad” y “seriedad” ante el “delicado” momento al que se enfrenta España y nuestra Comunidad en una segunda ola de la covid muy virulenta.

Ana Sánchez pedía también a Fernández Mañueco menos palabras y más hechos, en referencia a la reapertura de los consultorios locales y centros de salud, o que ante la complicada situación del sector de la hostelería, que se agravará ahora aún más si cabe con las nuevas medidas y restricciones, “arrime el hombro” y ponga en marcha ayudas directas y específicas a este gremio que genera más del 10 por ciento del PIB; cuenta con más de 26.000 empresas y da trabajo a más de 76.000 familias.

De la misma forma, la número “tres” del PSOE de Castilla y León reclamaba al presidente de la Junta que “retome” la comunicación con el principal partido de la oposición que existía en los primeros meses de la pandemia, y que no se esconda detrás de esta crisis sanitaria para no hacer nada.

“Los socialistas seremos leales y trabajaremos codo con codo con la Junta para la definición de los proyectos que optarán a los fondos europeos y apoyaremos sus decisiones frente a la covid, pero pedimos que esta colaboración sea recíproca hacia el Gobierno de España”, finalizaba Sánchez.