La Junta pide al Gobierno de Sánchez que la negociación sobre el Brexit no se haga a cualquier precio

El vicepresidente Francisco Igea también solicita al Ejecutivo central que defienda la automoción y la agroalimentación somo sectores estratégicos para Castilla y León

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, participa en el Pleno de la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea, que ha abordado las negociaciones para alcanzar un acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido, ante la próxima finalización del periodo transitorio del Brexit
El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, participa en el Pleno de la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea, que ha abordado las negociaciones para alcanzar un acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido, ante la próxima finalización del periodo transitorio del BrexitJcyl

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, participó esta martes en el Pleno de la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea, donde advirtió que el acuerdo del Brexit “no debe alcanzarse a cualquier precio”, y donde reclamó una defensa de la automoción y la agroalimentación como sectores estratégicos para Castilla y León.

Asimismo, defendió que no puede aceptarse “un camino que penalice a nuestra economía o a nuestros ciudadanos y es preciso insistir en la necesidad de que el mantenimiento de ese gran mercado y sociedad a favor del que nos pronunciamos, se haga siempre con respeto a la participación en igualdad de condiciones”. Para la Junta ningún acuerdo comercial puede alcanzarse sin unas reglas de juego justas; esto es: deben garantizarse los principios de reciprocidad y competencia leal.

Igea expuso que la posición de nuestro país no debe focalizarse en determinados sectores si eso lleva a desproteger otros ámbitos que son comunes a todos, como las relaciones comerciales y los derechos de los ciudadanos, que son fundamentales para Castilla y León. Al tiempo, manifestó la preocupación del Gobierno autonómico por el adecuado acceso a las prestaciones sanitarias y por la Seguridad Social de los castellanos y leoneses en el Reino Unido.

Para Castilla y León es prioritario proteger el intercambio comercial con el Reino Unido, dado que representa casi el 8 por ciento del volumen total de ventas al exterior, siendo el saldo de la balanza comercial muy favorable. La Comunidad tiene en el Reino Unido uno de sus principales mercados, pues se erige en el tercer destino principal de las exportaciones castellanas y leonesas. Estas exportaciones están vinculadas, principalmente, a dos sectores: el agroalimentario y la automoción –vehículos y componentes-. En este sentido, Igea hizo hecho hincapié en la protección que merece, en este proceso negociador, el sector agroalimentario que ya ha sufrido una gran pérdida de recursos de la Política Agraria Común precisamente por el Brexit.

En relación con la automoción, cabe recordar que el sector de la automoción supone una suma próxima a los 40.000 empleos directos e indirectos, un 25 por ciento del PIB industrial y se ha visto afectado gravemente por los efectos económicos derivados de la crisis de la Covid-19. El vicepresidente volvió a recordar al Gobierno de España la necesidad de que la transición medioambiental en este sector se realice desde una neutralidad tecnológica para que esta industria en Castilla y León no se vea todavía más perjudicada.

Castilla y León considera imprescindible obtener la garantía de que los controles aduaneros no produzcan cuellos de botella desde o hacia el Reino Unido que afecten a las cadenas industriales y al suministro de bienes y componentes. En los procesos de la industria de la automoción intervienen cadenas de proveedores internacionales y se exportan e importan componentes a través de las fronteras, siendo crítico evitar que se generen retrasos en los suministros en uno y otro sentido para no perjudicar su correcto funcionamiento, recordó Igea.