«La estrategia del Gobierno de rehuir sus funciones está disolviendo a España en mitad de la crisis»

El vicepresidente de Castilla y León asegura que «sabemos que los hosteleros no son los culpables, pero debemos perseguir donde hay más transmisión del virus»

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco IgeaWellington Dos Santos Pereira

Falta menos de un día para que la Junta de Castilla y León instaure medidas más restrictivas para hacer frente a la Covid-19, y su vicepresidente atiende a LA RAZÓN para trasladar un mensaje de unidad.

-¿Cuál es la situación de la pandemia en Castilla y León?

- La situación real es la que vive toda Europa, con un crecimiento muy intenso de la incidencia en las últimas semanas, que nos lleva a un escenario de colapso sanitario, con lo que la situación es muy difícil.

- ¿Y se puede hacer algo más para frenar los casos?

-Poco más de lo que ya hemos hecho. Hemos puesto el toque de queda más duro que se podía. Ahora hemos aprobado, que entra en vigor esta madrugada, el cierre de la hostelería, del ocio, de los grandes centros comerciales, todo ello para intentar mantener una actividad económica dentro de lo razonable y evitar el confinamiento domiciliario. Eso sí queremos decir la verdad, que no es otra que la situación es muy compleja, y que no nos podemos permitir el colapso sanitario, porque también afectaría a la economía. Desde el primer día dejamos claro que no hay dicotomía entre salud y economía, y el tiempo nos ha dado la razón, y lo único que nos queda es seguir tomando decisiones, junto a los expertos, y que sean lo más anticipadas posible.

-Pero con las últimas medidas que se van a tomar los hosteleros se sienten perseguidos...

-Sabemos que no son los culpables. Además no es momento de señalar, sino de buscar soluciones, y se está viendo que el riesgo de transmisión es más alto donde hay un contacto más estrecho, donde uno se quita la mascarilla con más frecuencia y donde te encuentras con gente con la que no convives habitualmente. Está claro que esos sitios no son los culpables, pero nuestra obligación es perseguir la transmisión del virus. También les queremos decir que estamos a punto de aprobar en el marco del Diálogo Social un Plan de Choque con un importe superior a los 70 millones para apoyar a los sectores más afectados, lo que demuestra que estamos a su lado. Junto a ello también necesitamos la colaboración del Gobierno de España con la prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) más allá de enero, así como los créditos ICO. Porque esa estrategia de rehusión de responsabilidades que está llevando a cabo el Ejecutivo de Pedro Sánchez no es razonable ni aceptable. Es injusto trasladar el mensaje de tú cierras tú pagas. El país necesita liderazgo y que el Gobierno lo ejerza porque le corresponde por Ley, porque le corresponde políticamente y moralmente, porque tenemos que responder como nación. La estrategia del Estado no sólo pone en riesgo a los sectores, sino que está disolviendo a la nación en mitad de la crisis.

- ¿Creen que les ha abandonado el Gobierno de España?

-Nosotros siempre hemos estado al lado del Gobierno cuando lo ha necesitado, lo que ha supuesto un coste político importante para los miembros de la Junta, pero llega un momento en el que el presidente del Gobierno anuncia un Estado de Alarma, en el que nos dice que la situación es terrible y apáñense como ustedes puedan. Eso no es responsable, es inconcebible que aún no haya publicado una orden de medidas coordinadas de salud pública. Nosotros, naturalmente, vamos a seguir tomando decisiones, no vamos a dejar caer ni a abandonar a nuestros ciudadanos, no somos un Gobierno cobarde. Pero sí que nos gustaría tener a un presidente de la nación que estuviera al lado nuestro, que no eluda las responsabilidades, porque a la política no se viene a hacerlo bonito, sino a servir a los ciudadanos que están sufriendo el mayor coste y desgaste económico de su vida.

-¿Esta situación está agotando a la Junta, al verles como los malos de la película?

- No nos importa que nos vean como los malos de la película. Yo hace tiempo que lo asumí, y también aprendí cuando comencé mi carrera como médico que por encima de la vida de mis conciudadanos no hay nada. Cualquier coste político, personal, social que haya que asumir por salvar una vida, es un coste bien pagado. Ahora también dentro de eso exijo al Gobierno de España que asuma esa responsabilidad, porque sus ciudadanos lo necesitan y se lo reclaman. No se puede hacer unos presupuestos para 2021 como que ya no existe la crisis. Dónde están las partidas para los ERTEs, los planes para la hostelería, para el turismo, para toda esa gente que está perdiendo su empleo. Queremos ser un país, somos un país y que no se nos vea, por la actitud del Gobierno de Sánchez, que somos 17 señores que toman 17 medidas diferentes. Hacen más por la unidad de España los consejeros de Sanidad que el presidente, y eso es inconcebible.

-¿Entiende las protestas?

-La gente está irritada legítimamente, y lo que es peor, está frustrada. Además no hemos sabido transmitirles que su papel es muy importante en esta crisis y que no son meros espectadores. Por eso les queremos decirles que aparte de tirar sillas, hay otras cosas que hacer como ayudar a los que están en situación de mayor vulnerabilidad, colaborar con los Bancos de Alimentos, en definitiva apoyar a esta gente que lo está pasando tan mal. Nosotros también tenemos que saber encauzar esa ira en algo positivo. Si nos instauramos en no tengo nada que hacer, sólo expresar mi rabia, vamos mal. Seguro que las últimas medidas van a incrementar esa frustración, pero tenemos que transformarla en algo positivo. En estos momentos se puede producir un estallido social, por eso hay que hacer un llamamiento a la buena política y no apostar por el regate en corto, por el y tú más, y sí por el liderazgo, por el yo me pongo y me sacrifico.

-Están cerca las Navidades...

-Uno de los mensajes más equivocados que se dio en la desescalada, fue que había que ganar las vacaciones. Ahora se trata de ganar el futuro, y el futuro no se acaba el 24 de diciembre. Tenemos que estar seguros de que mantenemos las medidas el tiempo necesario. Mi objetivo no son las Navidades, ya habrá más Navidades, mi objetivo es que esta Comunidad y este país salgan adelante lo mejor, lo más rápidamente posible y con el menor número de bajas.

-Parece que la única solución es la vacuna ¿no está tardando mucho en llegar?

-Llevamos conviviendo con la gripe y con vacunas ni se sabe el tiempo. Aún no se ha logrado una vacuna universal, porque es difícil erradicar las enfermedades virales, por ello nuestro objetivo es convertir la Covid-19 en una infección más con la que vamos a tener que convivir. Por eso por el momento la mejor solución es seguir llevando a cabo medidas restrictivas para que el índice de la enfermedad sea el más bajo posible y aumentar la inmunización sin que haya un colapso.