Compromiso máximo con la gastronomía en Valladolid

Arranca el XVI Concurso Nacional y Mundial de Pinchos y Tapas de la Ciudad

Inauguración del XVI Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid, con la presencia de Óscar Puente, Samantha Vallejo.Nágera, Víctor Caramanzana, Víctor Alonso y Ana RedondoLeticia Pérez/Ical

Pese al Estado de Alarma al cierre de la hostelería y a las restricciones sanitarias, el Ayuntamiento de Valladolid ha decidido sacar adelante el XVI Concurso Nacional de Pinchos y Tapas y el Campeonato Mundial de Tapas de la Ciudad.

Un certamen, que como apuntaba el alcalde de la capital vallisoletana, Óscar Puente, «muestra el compromiso máximo con la gastronomía», en el momento «más difícil que está viviendo el sector». «Es esencial mantener esta apuesta, con el objetivo de que las señas de identidad continúen en pie, con la promoción de la cultura gastronómica», señalaba para afirmar a continuación que que España cuenta con la «cocina imaginativa y más variada del mundo».

“Valladolid sin su hostelería no sería lo que es”, sentenciaba para agradecer a continuación a todos los participantes, “por que todos han querido venir, y nadie se ha caído”. Por ello, ha pedido esperanza a la vez que mostraba la disposición del Ayuntamiento para ayudar al “sector” a pasar este desierto, a través de ayudas directas o menos tasas.

Inauguración del XVI Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de ValladolidLeticia Pérez/Ical

Unos concursos que se celebran con todos los protocolos y medidas sanitarias y con aforos reducidos, en los que participarán un total de 46 cocineros en el Nacional que competirán por los 10.000 euros de los que consta el Premio. Serán 15 los especialistas en tapas los que formen parte del concurso Mundial, aunque en esta ocasión mandarán sus creaciones a través del vídeo.

Una edición que se celebra en la Cúpula del Milenio vallisoletana, y que tendrá como presidentes de los jurados a dos mediáticos cocineros como Samantha Vállejo-Nágera y Pepe Rodríguez, presentadores del programa estrella televisivo “Masterchef”.

Por su parte, la concejal de Cultura y Turismo, Ana Redondo, ha indicado que la celebración este año es “excepcional", como debe ser la respuesta de los Ayuntamientos, con el finde ser “motores” para que se hagan las cosas con seguridad y para ayudar, en todo lo que sea posible, a un sector, que lo “está pasando mal”. Eso sí, Redondo lamentaba que en esta ocasión el encuentro entre el público y la hostelería “deberá esperar”.

Del mismo parecer se pronunciaba la presidenta de la hostelería vallisoletana, María José Hernández, que señalaba que este año se echará de menos algunas de las señas de identidad que ha deparado este concurso en ocasiones anteriores, como el hermanamiento entre los clientes y los bares y restaurantes de la ciudad.

Por último, el vicepresidente de la Diputación de Valladolid, Víctor Alonso Monge, quiso poner en valor este concurso vinculado al turismo, a la vez que agradecía al Ayuntamiento local que no se haya cancelado por las circunstancias sanitarias actuales. “Hay que promocionar la cocina, pero también el consumo, por los productos excelentes que hay tanto en España como en Valladolid”, finalizaba.