Jaime Gutiérrez: «No estamos preparados para la oleada emocional que se nos viene»

El decano-presidente del Colegio de Psicología de Castilla y León advierte de la falta de profesionales ante la avalancha de pacientes, que deben esperar meses para una consulta

El decano-presidente del Colegio de Psicología de Castilla y León, Jaime Gutiérrez
El decano-presidente del Colegio de Psicología de Castilla y León, Jaime GutiérrezLa Razón

Se trata de uno de los sectores más requeridos en el último año. La covid ha causado y sigue provocando efectos devastadores a miles de personas, que han necesitado, necesitan y necesitarán la ayuda de profesionales de la psicología para encarar el día a día con garantías. El problema es que el número de afectados es demasiado alto y los psicólogos pocos.

Así lo advierte el decano-presidente del Colegio de Psicología de Castilla y León, Jaime Gutiérrez que, a bote pronto, durante una entrevista a LA RAZÓN, espeta que «no estamos preparados para la oleada emocional que se nos viene encima».

«Por primera vez han sucedido acontecimientos extraños como han sido los duelos sin cádaver. Y eso es muy duro», señala. Y a ello le unes «nuevas problemáticas» como «el miedo a los contagios, situaciones complicadas familiares, miedos paralizantes a salir de casa, obsesiones compulsivas, y no digo nada de los suicidios que se están produciendo», indica el decano-presidente.

Es por ello, que desde que diera inicio la pandemia, el trabajo de estos profesionales ha sido incesante, pero alerta que «en los próximos meses, cuando se pueda salir de casa, se va a multiplicar». Y es que, de hecho, a lo largo del último año han pasado por sus consultas, personas de toda clase, desde niños que viven las secuelas de la pandemia, hasta mayores que reclaman auxilio debido a la «soledad no deseada que viven». Incluso profesionales de la Sanidad Pública, que aunque cuentan con sus propia gente dentro del sistema, acuden a ellos al considerar que la ayuda que perciben no es suficiente o la necesitan de manera urgente. Y todo ello con un tiempo de espera para una consulta, en estos momentos, que llega a los tres meses. Y en ese periodo la persona afectada «se tiene que buscar la vida por sí misma» ya que acudir a la Atención Primaria por una depresión y recibir pastillas no es la solución por que está creando «pacientes crónicos».

Escaso reconocimiento

En este sentido, lamenta el escaso número de profesionales en la sociedad española y su nulo reconocimiento por parte de las administraciones, que «siguen sin sacar más plazas». Las cifras lo evidencian. La media europea es de 18 psicólogos por cada 100.000 habitantes. En los países nórdicos incluso llega a alcanzar los 70. Y la dura realidad: En España no llega a los cinco.

Y a todo ello se une que Castilla y León cuenta con una gran cantera de psicólogos. Hasta cinco universidades ofrecen esta titulación. Pero el problema surge a la hora de acceder al mercado laboral. La gran mayoría de ellos debe buscarse la vida fuera de la Comunidad, incluso en el extranjero. «Somos unos importadores de talentos y es una lástima con tanta población desatendida», lamenta Jaime Gutiérrez.

Una de las grandes ventajas del Colegio de Psicología de la Comunidad en estos meses es que ya estaban adaptados a la era digital por lo que no han tenido tanta dificultad a la hora de adaptar sus consultas y seguir los rigurosos protocolos. Pero otra de las ventajas han sido las consultas on-line, de la que Jaime Gutiérrez es un defensor, «ya que te permite ver a la persona mejor, comprobar como se comporta en su ambiente y hacer un mejor seguimiento de su caso».