Sube el paro en Castilla y León en 956 personas

De esta forma en agosto se frena la mejoría de los últimos meses

En la agricultura fue en el único sector en el que no subió el paro
En la agricultura fue en el único sector en el que no subió el paro

No llegan buenas noticias para Castilla y León, en lo que a situación laboral se refiere. Tras cinco meses consecutivos de descenso del paro en dato mensual, agosto rompió la tendencia en la Comunidad y dejó 956 desempleados más que en julio, hasta los 149.023, el 0,65 por ciento de incremento, frente al recorte nacional del 4,32, con además 928 cotizantes menos a la Seguridad Social y 3.346 trabajadores menos en Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Según los datos publicados este jueves, por los ministerios de Trabajo y de Inclusión, en términos anuales, Castilla y León anotó en agosto 6.727 parados menos que en el mismo mes del 2020 (-4,32 por ciento), frente a la caída nacional del -12,33 por ciento; y sumó 24.363 afiliados a la Seguridad Social (2,67 por ciento).

En términos mensuales, el paro registrado disminuyó en agosto en Ávila (-0,37 por ciento), León (-1,44) y Soria (-0,40) y aumentó en Burgos (2,55 por ciento), Palencia (0,87), Salamanca (0,84), Segovia (0,91), Valladolid (1,57) y Zamora (0,69 por ciento).

Y en dato anual, el número de parados registrados disminuyó en todas las provincias de la Comunidad: Ávila (-2,27 por ciento), Burgos (-4,28), León (-4,87), Palencia (-6,33), Salamanca (-6,07), Segovia (-7,44), Soria (-3,72), Valladolid (-1,67) y Zamora (-5,44 por ciento).

Por autonomías, en agosto el paro descendió en 13, y las caídas más destacadas se registraron en Andalucía (-32.102 personas), Canarias (-19.844 personas) y Cataluña (-17.186 personas); con subidas por contra en Comunidad Valenciana (6.606 personas), la Comunidad de Madrid (3.526 personas) y el País Vasco (3.058 personas) y en Castilla y León (956 personas).

Por sectores, el paro aumentó en todos salvo en agricultura, que anotó 64 desempleados menos que en julio en Castilla y León, con 198 parados más en la industria, 79 en la construcción, 628 en el sector servicios y 115 en el colectivo de sin empleo anterior.

En agosto seguían con un ERTE 9.351 trabajadores en la Comunidad, que suponen 3.346 menos que los 12.697 de julio.El pasado mes se hicieron 69.827 contratos en Castilla y León, que suponen 19.861 menos que en julio, el -22,14 (-23,43), y 13.498 más (23,96) que el mismo mes del 2020; con 4.798 indefinidos, 1.796 menos que el mes anterior; y el resto, 65.029, temporales, 18.065 menos que en julio.

Del total de parados de agosto, y con datos en este caso de julio, cobraron algún tipo de prestación por desempleo 74.965 desempleados en Castilla y León. De los 149.023 parados de la Comunidad a final de agosto, 60.552 son hombres, 659 más que el mes anterior (1,10), y 88.471 mujeres, 297 más (0,34); con 13.043 menores de 25 años, 128 más que el ms anterior (0,99 por ciento).

Reacciones

El viceconsejero de Empleo, David Martín, achacó hoy el aumento del desempleo en Castilla y León, en casi un millar de personas en agosto respecto a julio, a cuestiones coyunturales y estacionales vinculadas con el fin de la temporada estival, al impacto de la quinta ola de la Covid-19 en el tejido laboral, principalmente en el sector servicios, con 600 parados del total, y al desabastecimiento industrial que están sufriendo algunas empresas por causas internacionales.

En resumen, Martín admitió que este incremento “no es muy significativo” pero obliga a la Junta “a seguir trabajando para que los casi 150.000 parados puedan volver a trabajar”. Por contra, aplaudió los datos interanuales, que “vuelven a ser favorables” y en los que destaca el buen comportamiento de León, Ávila y Soria. Además, señaló, igualmente, que la afiliación también fue positiva en seis de las nueve provincias.

Mientras, el portavoz de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León, David Castaño, observó hoy “brotes verdes” en la economía de la Comunidad, pese a que los datos del paro de agosto no han sido positivos, lo que achacó a la estacionalidad del sector servicios.

“Nos hubiera gustado que fueran mejores”, valoró en relación a un aumento del desempleo en 956 personas el pasado mes, condicionado por el sector servicios que supone un 56 por ciento del Producto Interior Bruto autonómico.

Y el secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, ha afirmado este jueves que el aumento del paro durante el mes de agosto “pone de manifiesto la enorme debilidad” del Gobierno de Alfonso Fernández Mañueco.

”El paro en Castilla y León ha descendido tres veces menos en el último año que en el conjunto de España y eso pone a la Comunidad en una senda de desigualdad al no llegar la recuperación a causa del proyecto político, económico y social fracasado de Mañueco”, ha declarado Tudanca a los periodistas durante una visita a la localidad leonesa de Cistierna.

Por su parte, CEOE Castilla y León achaca el ascenso del paro y la disminución de la cotización a la Seguridad Social en el mes de agosto en la Comunidad, en que tradicionalmente baja, a “la gran incertidumbre” por la evolución de la pandemia y pide un impulso definitivo para estimular la dinamización de la actividad económica y del empleo.