La edil de IU en Valdefresno (León) atribuye el “ataque desleal” del PSOE a su negativa a participar en una moción de censura

Aurora Panizo desvela que los socialistas preparaban un cambio de gobierno con el apoyo de una concejal “tránsfuga” de Cs

Ayuntamiento de la localidad leonsa de Valdefresno
Ayuntamiento de la localidad leonsa de Valdefresno FOTO: Ayuntamiento Valdefresno

La concejala de Izquierda Unida (IU) en el municipio leonés de Valdefresno, Aurora Panizo, aseguró hoy que el “ataque desleal” que este sábado recibió por parte del grupo socialista en el Ayuntamiento se debe a su negativa a participar en una moción de censura que hubiera requerido de la participación de una concejala “tránsfuga” de Ciudadanos (Cs). Cabe recordar que el PSOE denunció ayer que la edil se había saltado su cuarentena tras dar positivo en COVID-19.

En la jornada de este domingo 12 de septiembre, Panizo reiteró que las acusaciones de los socialistas son “falsas” e insistió en que su médica de atención primaria le había explicado mediante consulta telefónica que había pasado el plazo de cuarentena que estipula el protocolo sanitario y que ya podía hacer vida normal. La edil consideró que la denuncia del PSOE es “fruto de una venganza política” por no haberse sumado a la moción de censura gestada en septiembre del año pasado, según desveló.

Según su relato, el 21 de septiembre de ese año participó en una reunión en el despacho del diputado socialista José Pellitero, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Valdefresno, junto al número dos de la lista de IU en el municipio, Gabriel Díez, y la edil de Cs Montserrat Fuertes. En un primer momento, asegura Paniza, IU valoró la posibilidad de apoyar la moción, aunque después de varias conversaciones, decidió no seguir adelante “porque no había motivos suficientes para ello y sobre todo porque para que saliese adelante se necesitaría el apoyo de la concejala de Cs que se convertiría en tránsfuga”, explicó.

Como consecuencia de su negativa a participar en el movimiento, “la moción no llegó a plantearse oficialmente en el Ayuntamiento porque necesitaban el apoyo de IU”, señaló Panizo, que aseguró que, desde entonces, el trato con los socialistas ha sido “complicado, irrespetuoso, y hostil”.