Bibliocajeros frente a la desertización financiera en los pueblos salmantinos

La Diputación pone en marcha este original sistema para hacer llegar dinero en efectivo a los habitantes de 130 municipios de la provincia que carecen de entidades bancarias

Manuel saca dinero junto a su bisnieto Óscar del cajero instalado en el bibliobús inaugurado hoy en Matilla de los Caños, en la imagen junto al presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias
Manuel saca dinero junto a su bisnieto Óscar del cajero instalado en el bibliobús inaugurado hoy en Matilla de los Caños, en la imagen junto al presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias FOTO: David Arranz Agencia ICAL

Buenas noticias para los vecinos de 130 municipios de la provincia de Salamanca que carecen de entidades financieras y que tenían que desplazarse hasta otros lugares con sucursales para poder disponer de dinero en efectivo.

Y es que este miércoles se ha puesto en marcha, de la mano de la Diputación de Salamanca y de Prosegur Cash, compañía de logística y gestión del efectivo, un original sistema para que estas personas del medio rural puedan disponer de dinero a mano para sus compras y necesidades sin tener que desplazarse que evita de paso la creciente desertización financiera del medio rural.

De hecho, en estos momentos, de los 362 municipios que hay de la provincia, en 296 no hay oficina bancaria.

¿Cómo? Pues a través de los bibliobuses que recorren el medio rural de la provincia salmantina sin bibliotecas estables para llevar también la cultura a sus habitantes, que aparte de libros, música o cine llevarán ahora instalado un cajero en el que las personas de estos municipios sin sucursales bancarias puedan sacar dinero en efectivo.

El presidente de la institución provincial salmantina, Javier Iglesias, inauguraba al mediodía este nuevo servicio que lucha también contra la despoblación en la localidad de Matilla de los Caños que, al aprovechar las rutas de bibliobuses ya en marcha apenas supondrá un esfuerzo económico a la Diputación. Concretamente, serán 18.000 euros la inversión realizada para este proyecto que será también piloto y servirá para estudiar nuevas posibilidades en el futuro.

“Aprovechamos sinergias como son la cultura y la economía para dar un servicio esencial que reclaman los que viven y trabajan en estos municipios y que, además, ahorra millones de euros y contribuye a reducir la brecha digital entre el mundo urbano y el rural”, destacaba Iglesias en la presentación.

Manuel Benito, de 88 años, ha sido el primero en utilizar este cajero del bibliobus acompañado de su bisnieto de ocho años, Óscar Benito, quien aprovechaba también para elegir un libro con el que disfrutar de una aventura en los próximos días.