Retiran 101,5 toneladas de residuos donde se producen vertidos ilegales en Salamanca

El Ayuntamiento reduce un 71 por ciento la presencia escombros en caminos y cunetas

Recogida de escombros en caminos y cunetas en Salamanca
Recogida de escombros en caminos y cunetas en Salamanca FOTO: Ayto. Salamanca La Razón

El Ayuntamiento de Salamanca reduce un 71 por ciento la presencia de escombros en caminos y cunetas, mientras que el depósito autorizado en los Puntos Limpios aumenta un 45 por ciento. Hasta diciembre, los servicios municipales de limpieza retiraron 101,5 toneladas de residuos de las zonas identificadas donde se producen vertidos ilegales, principalmente el ‘Volcán de Garrido’, Calzada de Medina, calle Río Duero, Camino de Moriscos, trasera de la calle la Babia, poblado de Vistahermosa, y calles Sierra Quilama, Mayor de Chamberí y Fernando Pessoa.

El año pasado se recogieron un 65 por ciento menos, 292,6 toneladas y en 2019 un 71 por ciento menos, 355,2 toneladas. En ese año las concejalías de Medio Ambiente, Protección Ciudadana y Fomento incrementaron las medidas de prevención, vigilancia y sanción. Desde entonces, los datos muestran una reducción paulatina de la presencia de escombros en caminos y cunetas del extrarradio de la ciudad.

El menor vertido ilegal de escombros se ve acompañado por un incremento en el depósito autorizado que se realiza en los Puntos Limpios de la ciudad. Los cuatro espacios ubicados en Prosperidad, Capuchinos, Chinchibarra y El Zurguén recibieron hasta diciembre 946,5 toneladas de escombros, frente a las 765 del año pasado, un 23 por ciento más, y las 652,9 de 2019, lo que implica un 45 por ciento más.

Cabe recordar que para satisfacer la demanda planteada por parte de los empresarios locales, el Ayuntamiento de Salamanca puso en marcha en 2020 un nuevo Punto Limpio Industrial en las instalaciones de Mercasalamanca para facilitar a las empresas un espacio donde depositar los residuos generados por ellas mismas de forma correcta y controlada, ya que los Puntos Limpios existentes y el Punto Limpio Móvil solo aceptan, fundamentalmente, residuos domésticos y similares.

Estos datos son fruto de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Salamanca a partir de diversos encuentros con las asociaciones de empresarios de la construcción, Aconsa y Aescón, para recoger sus aportaciones y posibles soluciones; reuniones periódicas con los municipios del alfoz, para armonizar las ordenanzas de cada ayuntamiento, de manera que las sanciones por verter escombros ilegalmente sean similares en todos; y encuentros con la Subdelegación del Gobierno para coordinar la actuación de las policías locales y la Guardia Civil, así como remitir una propuesta conjunta de actuación a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Recogida de hojas secas

Por otro lado, y como es habitual en otoño, el Ayuntamiento de Salamanca procede a la recogida de las hojas secas no sólo para facilitar el tránsito de peatones y ofrecer una mejor imagen en calles y plazas, sino también para contribuir a un entorno más saludable en los barrios.

El Consistorio ha reforzado los medios empleados, contando en la actualidad con cinco equipos (tres de mañana y dos de tarde normalmente), que constan de un operario con sopladora y otro con barredora de calzada. Estos equipos complementan la labor diaria de los barrenderos, en torno a 80 operarios de lunes a sábado.

Por su parte, desde el servicio municipal de parques y jardines se lleva a cabo un proceso de aprovechamiento de las hojas secas para proporcionar importantes beneficios tanto para la salud de la zona como de sus habitantes a través de los denominados servicios de los ecosistemas.

Así, se dejan en las zonas verdes aquellas hojas caídas que proporcionan materia orgánica al suelo, ayudando a incorporar carbono al terreno. Al mismo tiempo, mediante labores en las que se trituran las hojas se consigue acelerar dicho proceso de descomposición, siendo distribuidas por las zonas verdes que requieran de este tipo de nutrientes.

la retirada de las hojas secas de parques, jardines y zonas verdes ayuda a destruir los procesos de regeneración natural y con ello la biodiversidad que favorece. La segunda vida de las hojas secas también contribuye a una Salamanca más saludable y sostenible para los vecinos de todos sus barrios.