La Junta de Castilla y León acercará el talento joven a Administración regional en 2022

El consejero Ángel Ibáñez reitera que antes de que finalice el año se habrán convocado unas 3.000 plazas de empleo público

Los consejeros de la Presidencia, Ángel Ibañez y de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez- Quiñones hacen entrega de las medallas a los funcionarios de la Junta
Los consejeros de la Presidencia, Ángel Ibañez y de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez- Quiñones hacen entrega de las medallas a los funcionarios de la Junta FOTO: Concha Ortega Agencia ICAL

El consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez, ha mostrado su interés en atraer el talento joven a la Administración regional, a través de unas becas que se convocarán a primeros de año en coordinación con todas las delegaciones territoriales de la Junta en la Comunidad.

Ibáñez, que ha asistido este viernes 17 de diciembre, junto al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en la delegación territorial del Gobierno regional en Soria a la entrega de medallas a los empleados autonómicos que se han jubilado este año, ha resaltado que los servicios de la Administración regional son de “alta calidad” en gran medida debido a los profesionales que trabajan en la función pública, informa Efe.

Ibáñez ha explicado que han iniciado un proceso de renovación progresiva de los empleados públicos de la Administración regional que se jubilarán en los próximos años, a través de su sustitución por el talento joven que existe en la Comunidad, de tal forma que los que están estudiando en la Universidad puedan desarrollar prácticas en los diversos servicios territoriales “para que conozcan la Administración por dentro y puedan valorar en el futuro incorporarse a la función pública”.

El consejero de Presidencia ha señalado que ya han firmado acuerdos con todas las universidades públicas y ha emplazado a una reunión de coordinación con todas las delegaciones territoriales de la Junta, que se celebrará a primeros de año, para identificar las titulaciones y las plazas necesarias en la Función Pública. ”Estoy convencido que será un número importante y que se podrá aumentar en los próximos años”, ha apuntado.

Ibáñez ha reconocido que la obligación de la Junta es seguir avanzando en la mejora de la función pública, por lo que en esta legislatura ha impulsado la recuperación de derechos, como el desarrollo de la carrera profesional, el plan de igualdad o la apuesta decidida por la estabilización del empleo público.

En este sentido, ha anunciado que antes de acabar el año la Junta habrá puesto en marcha cerca de 80 procesos selectivos que habrán permitido convocar alrededor de 3.000 plazas, correspondientes a las ofertas de empleo público de 2017 y 2018. ”Un compromiso que asumimos hace poco más de un año y que hoy podemos anunciar que podremos cumplir antes de finalizar el año”, ha señalado.