Beatrice derriba árboles y se lleva ramas y objetos a su paso por Castilla y León

El 112 atiende 68 incidentes y un centenar de llamadas por esta borrasca que ha dejado vientos de hasta 110 kilómetros por hora

Fuerte viento en la Comunidad por la borrasca Beatrice
Fuerte viento en la Comunidad por la borrasca Beatrice FOTO: 112 La Razón

La borrasca Beatrice, que mantiene en alerta naranja y amarilla a gran parte de Castilla y León por vientos de hasta 110 km/h, ha provocado un aluvión de llamadas al Centro de Emergencias del 112, que ha gestionado 68 incidentes y cerca de un centenar de comunicaciones.

Según ha informado a través de un tuit, la mayoría de ellos han estado relacionados con el viento y alertaban de la caída o peligro de caída de árboles o ramas en la vía pública.

En Zamora, por ejemplo, las fuertes rachas de viento registradas durante las últimas horas, de más de 60 kilómetros por hora en gran parte de la provincia y hasta de 70, en municipios como Ferreras de Abajo y Benavente, según anunció la Agencia Estatal de Meteorología, han provocado la caída de algunos árboles, ramas y objetos, sin que se hayan registrado víctimas personales, según confirmó a la agencia Ical la concejala de Protección al Ciudadano y Movilidad del Ayuntamiento de Zamora, Concha Rosales.

En la capital zamorana, el viento racheado provocó la caída de un árbol a la calzada en la calle Francisco de Quevedo, la caída de objetos sobre el cableado en la avenida de Galicia, un tronco de árbol derribado sobre una finca en el Camino Viejo de Villaralbo, ramas sobre el cableado eléctrico y ramas desgajadas en la plaza de La Marina.

Además, las condiciones meteorológicas adversas obligaron al cierre de parte de los Paseos de La Mota, en Benavente, tras desgajarse y caer una rama de gran tamaño, según informaron fuentes de la Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento benaventano.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) había activado para este domingo los avisos naranjas, que implican riesgo para ciertas actividades, por fuertes vientos en el norte de Castilla y León, en las zonas de montaña de las provincias de León, Palencia y Burgos, donde podrían alcanzar los 110 km por hora.

Asimismo, se mantienen muchas de los avisos por lluvias de modo que toda la Comunidad, salvo pequeñas zonas, estará bajo el aviso amarillo por precipitaciones de hasta 40 mm en 12 horas y por vientos que podrían llegar hasta los 80 km por hora.