Aragonès (ERC) no ve “necesario” que Torra acuda a la mesa de diálogo si no va Sánchez

El republicano condiciona la presencia del president al “rango” que tengan los representantes del Gobierno en la hipotética negociación.

Reunión semanal del gobierno catalán
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés (c), acompañado de los consellers de ERC, a su llegada a la semanal reunión del gobierno catalán. EFE/Marta Pérez.Marta PérezEFE

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès (ERC), ha afirmado este miércoles que "no es descartable" que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, esté en una futura mesa de negociación con el Gobierno español, aunque tampoco lo ve "necesario" si en ella no participa Pedro Sánchez. En declaraciones a Ràdio 4, Aragonès ha reiterado que una de las condiciones que los republicanos plantearán al PSOE en sus conversaciones sobre la investidura de Pedro Sánchez es que se constituya una mesa de negociación "entre gobiernos", en la que cada parte "decida a quién envía".

Por parte catalana, según el coordinador nacional de ERC, Torra "no es descartable que vaya, pero tampoco es necesario" si el Gobierno central decide que no esté Sánchez. "Hemos de tener flexibilidad. Si una parte decide enviar un determinado rango, la otra parte deberá enviar el mismo rango, esto es lógico en cualquier negociación", ha destacado Aragonès, que ha urgido a Sánchez a recuperar la "comunicación institucional" con Torra, porque "no puede ser que el presidente del Gobierno español decida no hablar con el presidente de la Generalitat". Unas declaraciones que llegan en la víspera de la reunión entre los republicanos y los socialistas en el Congreso, prevista para mañana por la tarde.

En cualquier caso, según Aragonès, Torra "tendrá el papel que él quiera tener" en una eventual mesa de negociación, que a partir de este jueves intentarán perfilar ERC y el PSOE en sus conversaciones. El vicepresidente económico del Govern no ha querido desvelar si la presencia de un "mediador" en esa hipotética mesa de negociación será una de las condiciones de ERC. Aragonès considera que es "una figura interesante" cuando no hay confianza entre los interlocutores, si bien ha recordado que ya "provocó un gran debate de forma muy absurda" hace casi un año.

Sobre la posibilidad de que JxCat aproveche un posible acuerdo entre ERC y el PSOE para acusar a los republicanos de ceder ante los socialistas, ha advertido: "Si entramos en reproches, nos equivocaremos". Ha señalado, en este sentido, que JxCat tiene la "oportunidad" de abrir negociaciones con el PSOE para intentar "mejorar" lo que pueda acordar ERC.

Respecto a la posibilidad de que el expresident Carles Puigdemont sea reconocido por el PSOE como interlocutor y pueda participar en la mesa de diálogo, Aragonès ha comentado que, por parte de ERC, no se "vetará a nadie" y ha remarcado que "los presos y exiliados deben poder decir" lo que piensan.

En cuanto a los presupuestos de la Generalitat para 2020, considera "posible" alcanzar un acuerdo con los comunes, porque observa "buena voluntad", y no cree que haya razones para adelantar los comicios en Cataluña si se aprueban las cuentas.