El director de Iqoxe: “Tras la explosión no encontrábamos a cinco compañeros”

La fábrica abre una investigación interna para determinar las causas del accidente. Defiende que siguió los protocolos y avanza que hasta que no se controle el fuego no se podrá indagar sobre el origen del incidente

Firefighters spray water after a large fire broke out at the chemical factory, after explosion at a factory in the Tarragona
Firefighters spray water after a large fire broke out at the chemical factory, after explosion at a factory in the Tarragona, Spain January 15, 2020. REUTERS/Nacho DoceNACHO DOCEReuters

Tras confirmar esta mañana que los bomberos han encontrado sin vida al trabajador desaparecido en la explosión de ayer por la tarde en la petroquímica de Tarragona, el director de Iqoxe, Juan Manuel Morlanes, ha comparecido ante la Prensa para dar un primer parte del suceso. Con la voz entrecortada, Morlanes ha explicado que la explosión ha afectado a nueve trabajadores de la empresa. Hay un fallecido, el jefe de planta, que desapareció tras el accidente, y tres trabajadores ingresados en la unidad de quemados del Hospital Vall d’Hebron, uno en estado crítico, otro muy grave y otro grave que ha sido trasladado esta mañana desde el Hospital Joan XXIII de Tarragona.

A la pregunta de si conoce las causas de la explosión, Morlanes ha respondido que aún se está trabajando para extinguir el fuego y hasta que no quede controlado, no se podrá indagar sobre el origen del incidente. Por el momento, explicó que los empleados estaban haciendo un producto óxido de etileno, que sirve como materia prima para producir cosméticos, detergentes o anticongelantes. Y que el tanque donde se mezclan los fluidos, que tiene una capacidad de 20 toneladas, explotó por causas que se desconocen. “No consta que se hiciera nada diferente, estábamos haciendo un producto derivado que hacemos habitualmente y creemos que hemos hechos las cosas bien”, constató. A los pocos minutos de la explosión, Morlanes defiende que se pusieron a trabajar codo con codo con la Generalitat y que siguen trabajando para esclarecer las causas del suceso. Paralelamente, la empresa, propiedad del grupo extremeño Cristian Lay, ha abierto una investigación interna.

Según apunta el jefe operativo de los Bomberos, Albert Ventosa, la explosión de la Canonja se originó en un reactor y afectó una cisterna próxima que contiene óxido de propileno, El reactor es el recipiente donde los productos químicos reaccionan para conformar el producto final.

Los Bomberos continúan trabajando para contener la llama de la cisterna afectada inyectando nitrógeno, pero como es una tarea automatizada, la mayoría de efectivos se dedica a las tareas de investigación y a valorar el riesgo estructural de los elementos de apoyo de la planta exterior y de un edificio que ha quedado colapsado.

El subdirector de Protección Civil, Sergi Delgado, ha señalado que la empresa no siguió los protocolos de información y por eso costó evaluar la situación. Pero Morlanes responde que siguieron los protocolos y defiende que si tardaron en informar fue porque estaban pendientes de los compañeros desaparecidos. “Tras la explosión no encontrábamos a cinco compañeros”, explicó con un hilo de voz.

Tras trasladar sus condolencias a los familiares de las víctimas, se emplazó a trabajar para poner en marcha una fábrica de la que dependen 120 familias.