Hoffman quiere “encontrar la manera” de que el Mobile siga más allá de 2023 en Barcelona

Emplaza a negociar la renovación de la cita entre diciembre de 2020 y enero de 2021

GSMA's CEO John Hoffman speaks during a news conference to discuss cancellation of the Mobile World Congress (MWC) in Fira de Barcelona
GSMA's CEO John Hoffman speaks during a news conference to discuss cancellation of the Mobile World Congress (MWC) in Fira de Barcelona, February 13, 2020. REUTERS/Albert GeaALBERT GEAReuters

“Hemos pasado 15 años juntos y tenemos hasta 2023. Espero personalmente que encontraremos la manera de seguir en Barcelona en el futuro”. Con esta respuesta en una entrevista a la televisión pública catalana, el consejero delegado de la GSMA -entidad organizadora del Mobile World Congress (MWC)-, John Hoffman, abrió la puerta a negociar la continuidad de este congreso en Barcelona. Es una petición que han hecho las administraciones, Fira de Barcelona y otros damnificados tras la cancelación de la cita de este año por el miedo al coronavirus.

"Nuestro comité directivo está comprometido en la edición del 2021 y más adelante”, agregó el consejero delegado en una entrevista dopnde Hoffman habló de Barcelona como su segunda casa.

“Estoy devastado. Fue imposible mantener el congreso”

En 2023 expira el contrato con Fira de Barcelona para organizar el mayor congreso de telefonía del mundo. Y sobre la idea de negociar más prórrogas avanzó que "habíamos pensado tener algunas conversaciones a finales de este año o principios del que viene. Hace falta mucho tiempo para estas cosas”.

Pese a las pérdidas económicas que causa la suspensión de una cita de esta envergadura, Hoffman afirmó que no se arrepiente de la decisión. “Estoy devastado. Fue imposible mantener el congreso. Nuestro punto fuerte se convirtió en nuestra debilidad -es decir, que más de 100.000 profesionales de 200 países se reunieran cuatro días en un lugar-”, concluyó.

Sobre el coste económico de cancelar la cita, Hoffmann trasladó a las empresas que juntos encontrarán la manera de seguir adelante. “Nuestra relación con la comunidad, las administraciones y Fira, tiene un impacto en la comunidad”, admitió. Pero con imaginación, espera encontrar un camino hacia delante.

De hecho, la próxima semana se han organizado un puñado de historias para llenar el vacío que deja el Mobile. La comunidad de startups ha organizado la Tech Spirit Barcelona. Dentro de esta inciativa, el sector de la salud se reunirá en el recinto modernista de Sant Pau, en el marco del Digital Health Open Doors. Y Turismo de Barcelona, de la mano del Ayuntamiento de Barcelona, hoteleros, restauradores, comerciantes, el mundo de la cultura y empresas de transporte arrancan desde mañana hasta el 1 de marzo la “Opportunity week”, diez días con promociones para disfrutar de la ciudad.