Los “comunes” plantean el boicot a Nissan

La líder del grupo parlamentario, Jéssica Albiach, explica que se trataría una medida que ejercería la ciudadanía y que complementaría otras que debe tomar la administración

 Los trabajadores de Nissan cortan la Gran Vía de L'Hospitalet (Barcelona)
Trabajadores de Nissan cuelgan carteles como signo de protesta en el corte que han realizado en la Gran Vía de L’Hospital (Barcelona), cerca del concesionario de Nissan Motor Llansà.David Zorrakino Europa Press

La presidenta de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, ha puesto sobre la mesa la opción del boicot a los productos Nissan como “herramienta de presión desde la ciudadanía” contra la multinacional japonesa, “que pretende dejar tiradas sin más a más de 20.000 familias”.

En rueda de prensa virtual, Albiach ha afirmado que es consciente que es una medida “fuerte” y “polémica”, pero ha destacado que también lo es que Nissan quiera marcharse priorizando el mero beneficio económico y tras haber recibido 170 millones en ayudas públicas.

“La medida del boicot es una herramienta que podría funcionar”, ha defendido Albiach, quien ha explicado que ya ha discutido con los sindicatos y otros agentes sociales esta opción de presión para forzar a la multinacional nipona a negociar."Es una toma de conciencia de la ciudadanía. Si dejan tirada a conciencia a la gente, nosotros reaccionamos. No tiene sentido seguir comprando y no dando respuesta a esa crueldad", ha añadido.

Se trataría, según la candidata a la Generalitat de los comunes, de una medida que ejercería la ciudadanía y que complementaría otras medidas que debe tomar la administración contra Nissan y otras multinacionales y que debe ser a nivel estatal. “Hoy es Cataluña con Nissan pero mañana puede ser Cantabria con Renault”, ha dicho.

“El ataque no es solo a las familias afectadas, sino a todo el sector industrial”, ha señalado.