Grec: “No renunciaremos a las artes en vivo”

Carme Portaceli, Agrupación Señor Serrano y la gran Angèlica Liddell son algunas de las propuestas del festival en sus primeros días de "nueva normalidad"

El Festival Grec arranca mañana y lo hace con la firme convicción de que el teatro es una de las piedras fundacionales de la cultura, por lo que prescindir de él sería como cerrar los ojos y esperar ver un nuevo día. Si el teatro no forma parte de la nueva normalidad, entonces no será nueva y desde luego no será normal, será una desviación de los principios que nos han hecho seres humanos, con lo que si la nueva normalidad es que no seamos seres humanos, mejor celebramos la nueva anormalidad, nos ponemos mascarilla, unos separamos unos de otros, y disfrutamos de la función.

El director del festival, Cesc Casadesús, lo dejó bien claro ayer: “No vamos a renunciar a las artes en vivo y al teatro”. Principalmente, porque no hay motivo para hacerlo. El teatro no es espectáculo de aglomeraciones, sino de intimidad, así que el programa de los primeros días del certamen está pensado precisamente para eso, para que intimemos, para que nos olvidemos por un segundo que no nos podemos tocar y nos acerquemos aunque sea a través de la imaginación. “Lo que veremos pertenece a un nuevo género”, añadió Casadesús.

Uno de los primeros montajes que se podrán ver será “Scarlett Letter”, un montaje inspirado en el célebre libro “La letra escarlata”, de Nathaniel Hawthrone. Angelica Lidell pone sus particular visión de la puesta en escena para levantar una dramaturgia que centra todas las miradas en el ataque y el prejuicio hipócrita contra la mujer. Feminismo descarnado y belleza lírica se mezclan para hablarnos de tú a tú de esta marca de vergüenza y humillación que se obligaba a llevar a todas las mujeres a las que se las acusaba de adulterio. “La obra nos habla de la hipocresía moral que todavía vivimos y de la importancia del arte a la hora de liberar conciencias”, aseguró ayer Casadesús.

La obra, muy visual, tiene fuertes referencias religiosas, pero sublima cualquier banalidad rupturista y transgresora para hablarnos directamente del tema que le preocupa. A buen seguro que Nathaniel Hawthrone aplaudiría a rabiar esta versión sui generis que Demi Moore protagonizó en la gran pantalla en los años 90. La obra se podrá ver en el Teatre Lliure de 2 al 4 de julio, aunque se espera que se pueda recuperar a lo largo de la siguiente temporada.

La palabra será, aún así, la gran protagonista de éste montaje, como el del resto. Como ocurrirá con “No passa cada dia que algú ens necessiti (de fet, no és gaire habitual que algú ens necessiti)”, dirigido por Carme Portaceli. Del 4 al 5 de julio el Teatre Grec acogerá un montaje poliforme en que se reunirán pequeños monólogos escritos en diferentes épocas de pandemias y cuarentenas que reflejen las preocupaciones morales, sociales, económicas, sanitarias, estéticas y vitales que todos hemos sufrido estos días y que, desgraciadamente, parece que sufriremos muchos días más.

El montaje quiere ser, en palabras de Portaceli, todo un “homenaje al teatro”, ese que no desaparecerá nunca aunque el cielo se abre y nos rapten la palabra y los cuerpos. Un total de 18 interpretes de todos los tipos y castas expondrán un particular punto de vista de este extraño periodo en la historia en que la virtualidad se celebró por todo lo alto y el contacto humano se persiguió.

A partir de lo que pudiese parecer un “texto apocalíptico”, las diferentes voces encuentran la alegría subterránea y las ganas de vivir que esconde toda depresión. “Es un estallido de expresividad”, aseguró la directora, que asegura que los textos se han ido agrupando de famosas piezas de teatro escritas, precisamente, en tiempo de pandemias y reclusión, de William Shakespeare a Caryl Churchill. Entre los actores hay nombres como los de Carme Conesa, Inma Cuevas y Borja Luna, entre otros.

Por último, la Agrupación Señor Serrano presentará del 8 al 10 de julio, en el Lliure, el montaje “The Mountain”, un espectáculo que gira alrededor de los “límites entre verdad y ficción” y que nace de aquella locución radiofónica de Orson Wells de “La guerra de los mundos”, de H. G. Wells, que hizo que todo Estados Unidos creyese por un momento que estaba siendo invadida por extraterrestres. Cuando en España estábamos en la Guerra Civil, en Estados Unidos tenían tiempo de creer en extraterrestres. Así, volveremos a hablar de manipulación y “fake news”, lo que ocurre siempre que no hay realmente noticias que contar.

Además, también se presentó el montaje “Teatro Amazonas”, la tercera y última pieza del dúo artístico Azkona & Toloza, formado por Laida Azkona Goñi y Txalo Toloza-Fernández, y se presentará del 15 al 17 de julio en el Teatre Lliure. La obra sigue el rastro de la pandemia de coronavirus por el Amazonas y demás zonas indígenas. La pieza profundiza en los “delirios de grandeza” de los humanos, que históricamente han destruido y colonizado territorios, y se muestra crítica con el egoísmo del ‘conquistador’, algo que, según ellos, se puede aplicar en múltiples ámbitos, desde el arte hasta al capitalismo.