Un juez investiga a 196 personas por los cortes del independentismo en la frontera de España con Francia

En las protestas de noviembre del año pasado organizadas por Tsunami Democràtic contra la sentencia del "procés"

Barricadas en la AP-7 a la altura de Salt (Girona) en una protesta convocada por Tsunami Democràtic contra la sentencia del 1-O
Barricadas en la AP-7 a la altura de Salt (Girona) en una protesta convocada por Tsunami Democràtic contra la sentencia del 1-OEUROPA PRESS

Las acciones orquestadas por Tsunami Democràtic en el otoño del año pasado como respuesta a la sentencia del “procés” del 14 de octubre empiezan a tener consecuencias judiciales. El titular del juzgado de instrucción número 4 de Figueres (Girona) investiga a 196 personas por presuntos delitos de desórdenes y daños tras los cortes en la AP-7 a la altura de la frontera de España con Francia -en La Jonquera- del 11 y 12 noviembre.

Según recoge el auto del juez en base a informes policiales -tanto de los Mossos d’Esquadra como de la Guardia Civil-, por convocatoria de Tsunami Democràtic a través de las redes sociales, se había registrado un “corte de tráfico no autorizado” llevado a cabo por un “grupo numeroso de personas actuando colectivamente” e “interrumpiendo la libre circulación de personas y mercancías por vía terrestre con Francia y el resto de Europa”. “Respondiendo a dicha convocatoria, sobre las 8:45 del día 11 de septiembre de 2019, un numeroso grupo de personas cortaron en ambos sentidos la citada vía en su punto kilométrico 0″, indica el texto, en alusión a la AP-7.

En este sentido, en el auto describe cómo se lleva a cabo el corte. “Los congregados, organizados y coordinados por aquel colectivo por medio de canales propios de comunicación (aplicación de teléfono móvil, redes sociales, mensajería instantánea y otros), formaron barreras a modo de barricadas utilizando, además de todos los efectos llevados al caso por los convocados, elementos fijos de la propia vía como vallas de seguridad metálicas, troncos de árboles y bloques de hormigón de obras próximas, llegando a introducir en el asfalto varillas metálicas, e incluso se montó un escenario en medio de la vía y con infraestructura suficiente (altavoces, iluminación étc) donde se realizaron arengas a los presentes y conciertos durante toda la noche y madrugada, entre otras actividades”, indica el juez.

“Sobre las 06:00 horas del día 12 de noviembre de 2019, la fuerza policial actuante contabilizó congregadas unas 1.200 personas y unas 30 tiendas de campaña”, agrega y apunta a que existió “organización logística con ánimo de que permanecería dicho corte como suministro de comida y bebida e incluso lavabos móviles, llegando incluso a montar tiendas de campaña en la propia vía (unas treinta)”. Las protestas se alargaron hasta el 12 de noviembre por la tarde, cuando los convocantes ordenaron por “los canales de comunicación” llamaron a organizar “acciones similares” en “otros punto geográficos".

Asimismo, además de las 196 personas, también está imputado un agente de los Mossos d’Esquadra y se cita a otro policía a declarar en calidad de testigo. También pide al Cuerpo de Mossos d’Esquadra que aporten grabaciones videográficas sobre lo ocurrido en los cortes, así como ofrece a la patronal de las autopistas, Autopistas Concesionaria Española, SA (Acesa), a la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España y a la Confederación Española de Transporte de Mercancías ejercer de acusación particular en la causa y que aporten una valoración de los daños sufridos.