El PDeCat marca perfil propio y votará contra la limitación del precio de los alquileres en Cataluña

Se desmarca de JxCat y rechaza la Ley porque considera que reducirá las viviendas de alquiler en el mercado y no defiende al pequeño propietario

Como avanzó el lunes tras el divorcio con JxCat, el PDeCat defenderá su línea ideológica de ahora en adelante y ha tardado 48 horas en demostrar su voluntad por marcar perfil propio. Y lo va a hacer ante una votación de gran calado político, como es la proposición de Ley para regular y controlar el precio del alquiler en Cataluña. En este sentido, el partido heredero de Convergència ha anunciado en un comunicado que votará contra esta norma, mientras el partido de Carles Puigdemont (JxCat) ha alcanzado un acuerdo de última hora con las fuerzas de izquierda -Esquerra, Podemos y la CUP- para respaldarla.

El PDeCat (4 diputados) rechaza la Ley porque considera que no defiende al pequeño propietario y porque producirá el efecto contrario al deseado y reducirá la oferta de la vivienda en alquiler "en los próximos años como se ha acreditado en otras experiencias a nivel internacional”. El partido de Artur Mas cree que el problema de la vivienda se soluciona creando un parque de vivienda público a “precios razonables” y realizando una importante inversión o incentivándolo desde las instituciones.

La Ley, en cualquier caso, saldrá adelante porque JxCat (30), Esquerra (30), Podemos (8) y la CUP (4) suman 72 escaños y la mayoría parlamentaria está situada en 68 diputados. Demòcrates (2), la escisión independentista de Unión que comparte grupo parlamentario con Esquerra, también se ha alineado con el PDeCat y ha votado en contra.