Las playas de Barcelona vuelven a permitir el baño

Estaban en mal estado temporal debido a las lluvias de los últimos días

Un día después, el Ayuntamiento de Barcelona ha levantado la prohibición de bañarse en las playas de la capital catalana, fijada hasta el lunes 14 de septiembre. Las más o menos intensas lluvias de los últimos días en las comarcas barcelonesas alteraron la calidad del agua, y se decretó la bandera roja.

Ha extrañado en principio que la mañana de este 12 de septiembre las playas barcelonesas ya lucían la bandera amarilla, que implica baño con precaución, siguiendo las indicaciones de la Agència Catalana de l’Aigua (ACA). Los análisis del viernes de la Agència de Salut Pública habían detectado “una calidad insuficiente del agua por valores alterados de bacterias, un hecho relacionado con las lluvias de los últimos días”.

Los nuevos tests de la ACA y la ausencia de residuos flotantes han revertido la decisión tomada este sábado. “La calidad del agua ha mejorado mucho y se ve limpia sin residuos”, han indicado fuentes municipales a este diario. Los residuos y la contaminación del agua tiene su origen en las intensas lluvias de los últimos días. El problema afecta especialmente a Barcelona al estar delimitada por dos importantes ríos, el Besòs y el Llobregat.