Tensa estabilidad: el 85% de las comarcas están en alerta y ya hay más de 15.000 alumnos confinados

Más de 459.000 coches salen de Barcelona por el puente la Mercè, un 15% más de lo previsto, pese a que en lugares como La Cerdaña entran en vigor restricciones

Cataluña está lejos de la situación epidemiológica de Madrid, donde la incidencia acumulada del virus por cada 100.000 habitantes es de 633,4, el triple de la media española que se sitúa en 243. Pero mientras que la expansión del virus es rápida, contenerla es lento y costoso. En la última semana, el riesgo de rebrote en Cataluña ha bajado ligeramente, de 210 a 204. También la ratio de positivos de las PCR, de las 105.000 que se han hecho los últimos siete días, el 7% ha dado positivo. En el caso de las PCR que se han hecho a los menores de 15 años en las escuelas, este tanto por ciento es algo menor, un 6%. Y aunque en las UCI hay tres ingresados menos que ayer, 137 personas siguen siendo muchas y el riesgo de rebrote es exagerado, teniendo en cuenta que cien es la línea roja que separa una situación epidemiológica de riesgo alto a riesgo moderado. No hay más que mirar un mapa para darse cuenta de que la situación es delicada, el 85% de las comarcas están pintadas de rojo y granate, esto quiere decir que están en alerta.

En la última semana, que es como insiste el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, que se deben leer los datos, la tasa de infectados en Cataluña está en 90 casos por cada 100.000 habitantes. Y la Rt, la cifra que mide cuántas personas infecta de medio cada positivo, se ha disparado hasta 1,21, cuando para poder controlar la transmisión debería estar por debajo de 1. La situación es de una estabilidad tensa. Unos datos suben, otros bajan y otros no se mueven, pese a que se han tomado medidas para contener la transmisión. Cataluña reducirá de 10 a seis el número máximo de personas que se pueden reunir en encuentros sociales. Y acaba de publicar en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) restricciones para la Cerdaña, donde el riesgo de rebrote está en 1.985 y cada personas infectada contagia a una media de 2,1. En la Cerdaña, lugar de segundas residencias, se recomienda a la población permanecer en sus domicilios y limitar la circulación por las vías de uso público, respetando las medidas de protección individual y colectiva establecidas por las autoridades competentes. Hay limitaciones en la hostelerías, restaurante y comercios, pero pese a que el alcalde de Puigcerdà, la capital de la comarca, Albert Piñeira, pidió a los vecinos de Barcelona que no se desplacen a la Cerdaña este fin de semana, con motivo del puente de La Mercè, entre el miércoles y el jueves, 459.316 vehículos salieron del área metropolitana de Barcelona. Se trata de un 3,5 % más que el año pasado y un volumen de tráfico superior en un 14,8 % a lo previsto.

Más de 16.000 alumnos y profesores en cuarentena

Aún es pronto para saber qué incidencia ha tenido la reapertura de las escuelas en la evolución de la pandemia, porque los datos recogidos en los centros estas dos semanas son la fotografía de quince días previos. A partir de la semana que viene, se podrá empezar a extraer conclusiones. Por ahora, se sabe que el número de niños que ha dado positivo es similar al de la semana previa al inicio del curso escolar, cuando se detectaron 950 positivos. Desde que empezaron las clases se han detectado 1.314 alumnos que han dado positivo; 181 adultos entre docentes y personal administrativo o de apoyo, y 9 personas externas.

Estos positivos han obligado a confinar a 15.114 alumnos y 1.127 docentes y personal administrativo están confinados en Cataluña. En total, hay cuatro centros escolares totalmente confinados, dos en Barcelona -dos guarderías-, uno en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y otro en Almenar (Lleida), al registrarse casos positivos en más de dos grupos “burbuja”. Representan el 0,08% de 5.136 centros. Por comarcas, la mayoría de centros con grupos confinados se concentran en Barcelona.

Informe científico: la segunda ola se extiende en Europa

Los científicos ven “preocupante” el aumento de la propagación del coronavirus en Europa, donde España ha actuado como avanzadilla. Doce países ya presentan índices de riesgo de rebrote alto. En un informe elaborado por el Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol (IGTP) de Badalona y el Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos (BIOCOMSC) de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y remitido esta semana a la Comisión Europea confirman que la segunda ola de la COVID-19 está expandiéndose por el continente con 35.000 nuevos positivos diarios, sin signos de mejora.

Tras el “Análisis y predicción de COVID-19 para UE-EFTA-Reino Unido y otros países” están los científicos de la BIOCOMSC-UPC Clara Prats; Sergio Alonso; Enric Álvarez; Miquel Marchena; David Conesa y Daniel López, y los expertos el IGTP Martí Català y Pere-Joan Cardona. Pese a que la situación en Europa no es buena, por ahora no puede ser comparada con la de los meses de marzo y abril. "Entonces, la mayoría de casos diagnosticados eran serios y muy serios”, pero apuntan que si “la incidencia continúa creciendo viviremos situaciones de colapso hospitalario”, escenario “al que se está acercando el área metropolitana de Madrid”, advierten. Les preocupa que vuelva a haber transmisión comunitaria. La situación a septiembre de 2020 es que España está al frente en número de casos diarios: más de 8.000. Pero la diferencia respecto a marzo, cuando se llegaron a tener más de 10.000 casos diarios es que entonces se detectaban un 10% de los casos reales y ahora se detectaría un 70% de los casos.

Insisten en que la evidencia científica muestra que la distancia de seguridad de entre 1,5 y 2 metros es una de las medidas más efectivas para reducir la expansión del virus: a más de 5 metros de una persona infectada no se producen contagios en ambientes cerrados, como oficinas, aviones o trenes, ni a menos de 3 metros en espacios abiertos.

También señalan que la segunda ola puede ser frenada con medidas oportunas como se ha demostrado en Italia o el área metropolitana de Barcelona.

La Incidencia Acumulada por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días ha vivido un incremento aproximado del 75 % en los países europeos con cifras más altas: 197 en Francia; 196 en República Checa; 108 en Hungría; 110 en Países Bajos; 92 en Rumanía y 113 en Bélgica, mientras que en España es de 243.

En su informe, los especialistas alertan también que están aumentando “los discursos que niegan la existencia de la pandemia y del propio virus”, una cuestión que les preocupa, por lo que reclaman “incrementar la cultura científica de la población”