La Generalitat mantiene el BCN World pese al revés judicial

El Govern modificará el proyecto urbanístico tras la declaración de nulidad del TSJC

El macrocomplejo lúdico BCN World lleva tantos años pasando de mano en mano que cuesta imaginárselo terminado. Desde que todo indicaba que se instalaría al lado del aeropuerto hasta encontrar su ubicación actual, en las inmediaciones de Port Aventura. Tras tantos retrasos acumulados se le empieza a poner cara de Sagrada Familia. Y, en este contexto, el TSJC ha declarado parcialmente nulo el Plan director urbanístico de reordenación del ámbito del centro recreativo turístico Vila-Seca y Salou (Tarragona). Es decir, el BCN World, a cargo, por cierto, de Hard Rock. La Generalitat, por boca de su portavoz, Meritxell Budó, sin embargo, ha explicado hoy que el proyecto sigue adelante y que, si es necesario, se harán los cambios necesarios para adaptarlo a la sentencia de ayer del TJSC

La declaración de nulidad, en cualquier caso, afecta a un sector urbanístico del Plan director de la Generalitat que preveía la construcción de un complejo turístico integral con hoteles, áreas de juego, comerciales y de ocio. El tribunal determina que el trazado planteado para ese sector restringe la posibilidad de que se utilizara como zona de ocio, como es “su destinación propia o natural”. “Y todo ello, como consecuencia de la inadecuada ubicación de buena parte del suelo señalado en una zona de riesgo de accidentes graves, provenientes de la industria química”, añade el TSJC.

En la rueda de prensa posterior al primer Consell Executiu sin Quim Torra como president, Budó ha asegurado que, pese al fallo judicial, “el proyecto sigue adelante”, aunque “con los cambios, modificaciones y mejoras que sean necesarias, como recoge por ejemplo esta sentencia”, de manera que ha dicho que tendrán en cuenta lo que dice el fallo para “mejorarlo”. La portavoz ha subrayado que la sentencia no tumba el plan director urbanístico en su conjunto, sino que solo “anula un sector determinado” del mismo, el número 1. Budó ha admitido, además, que el Govern había aceptado prorrogar, a petición de la empresa Hard Rock, la compra-venta de los terrenos donde se asentará el proyecto. La empresa norteamericana pidió retrasar la operación, que tenía que llevarse a cabo como muy tarde el 5 de octubre, por el impacto del coronavirus.

El TSJC, no obstante, aún fue más allá y añade “son de dudosa compatibilidad con nuestro sistema de derechos y libertades y, en aquello que ahora importa más, incompatible seguro con todo aquello que la ley y la conciencia social y colectiva reclama de los espacios libres y de los equipamientos públicos”, según la sentencia, consultada por Europa Press.