Luis García Domingo: el hombre que asesinó a un “violador de niños” en la cárcel de Brians

El preso agresor estaba condenado por matar a un pariente con un móvil económico

Luis García de SantiagoMossos d'Esquadra

Sucedió el pasado 13 de octubre, en el módulo más conflictivo de la de por si problemática cárcel de Brians 2, ubicada en Sant Esteve de Palautordera (Barcelona). Luis García de Santiago es el hombre que, presuntamente, asesinó a un interno rumano, Marin Aron, en el patio de la prisión. Era por la tarde, durante el rato que los presos pueden estar en el patio, cuando, aprovechando que estaba escuchando música, le clavó 20 navajazos por la espalda, según han ido señalando diversas fuentes desde el suceso.

El preso vio como los funcionarios de la prisión que estaban en el tio se acercaban rápidamente, y les gritó "este es un proxeneta, un violador de niños, tranquilos que está muerto”. Sabido es el trato que reciben en las cárceles de todo el mundo los agresores sexuales y pederastas, es una ley penitenciaria no escrita.

El auto del Juzgado de Instrucción 4 de Martorell acordó tras el asesinato la prisión provisional para el interno. Fue trasladado al Departamento Especial de Régimen Cerrado (Dert), y el hombre reconoció los hechos al declarar como investigado ante el juez.

El mismo auto recoge que la víctima estaba escuchando música con un MP3 en el patio, cuando el otro hombre se acercó por detrás “y haciendo uso de un cuchillo punzante afilado y con el mango envuelto en tela” le clavó una primera puñalada en el cuello y otras 29 en el pecho, tórax, abdomen y en la cabeza hasta matarlo.

En lo referente a la citada frase, "este es un proxeneta, un violador de niños, tranquilos que ya está muerto”, el reo aseguró después que lo había atacado y asesinado por su pasado. Un ajuste de cuentas con un hombre que estaba condenado por haber obligado a una chica menor de 16 años a prostituirse. Después de estar aislado, el juez ordenó su reclusión.

La anterior vez que fue recluido García de Santiago, fue porque mató en Viladecans a un pariente suyo con quien tenía problemas legales. Lo asesinó a tiros en un parque de este municipio del Baix Llobregat. Tras el suceso, atracó diversas tiendas.

Fue detenido en un hostal de Sant Feliu de Guíxols, después de que se dispararn todas las alarmas porque estaba usando su auténtico DNI y sin cambiar de aspecto. Después de ser detenido fue juzgado por el asesinato y condenado a 36 años de prisión.