¿Vox, nuevo paradero de los descontentos de Ciudadanos?

Otro concejal del partido de Arrimadas en Cataluña sondea dar el salto a la formación de Abascal en las últimas 24 horas

La candidata de Ciudadanos a la Generalitat, Inés Arrimadas, durante una intervención en un acto en Barcelona.

Con Ciudadanos en caída libre y Vox en pleno auge, algunos concejales descontentos con el rumbo del partido naranja han empezado a tantear un cambio de filas. Según ha podido saber este diario, a los tres ediles que ya habían empezado a sondear al partido de Santiago Abascal, se ha sumado uno nuevo en las últimas 24 horas, también de la provincia de Barcelona. De esta forma, Vox empieza a posicionarse como paradero de políticos y votantes de Ciudadanos en Cataluña rumbo a las elecciones autonómicas del 14 de febrero.

Vox entra de lleno así también a la pugna con PP y PSC por los descontentos con Ciudadanos. Ambas formaciones, muy perjudicadas electoralmente durante la última década por la irrupción en Cataluña de la formación naranja, prevén crecer notablemente a costa de la pérdida de votos del partido de Inés Arrimadas en las próximas elecciones, pero Vox también va a dar la batalla, sobre todo, con un discurso duro frente al independentismo y una sociedad todavía polarizada por el “procés”. De hecho, expertos demoscópicos creen que puede haber votantes de Ciudadanos que, en las próximas elecciones catalanas del 14 de febrero, pasen directamente a Vox sin regresar al PP.

En este sentido, echándole un vistazo a la última encuesta del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat -CIS catalán-, un 9,1% de los votantes de Vox procederían del PP y un 3,4% de Ciudadanos. Un 2,1% de Podemos y un 8,1% de otras formaciones sin representación parlamentaria. Las encuestas otorgan al PP ahora entre 8 y 10 escaños y a Vox entre 3 y 5.

El nuevo concejal que tantea ahora sumarse a las filas de Vox es de la comarca del Garraf (Barcelona), aunque en el partido de Abascal toman con mucho recelo este tipo de cambios ya que suelen venir acompañados de exigencias de contrapartidas -cargos, principalmente- y prefieren remitirse a la vía principal de adhesión: afiliarse de forma individual como el resto de asociados. En el partido quieren evitar, precisamente, a los “arribistas”.

Vox se halla ahora en plena fase de implantación territorial y la entrada de concejales por esta vía también le pueden servir para ganar músculo ya que ahora tiene tres en toda Cataluña (están en Girona) tras las elecciones municipales de mayo de 2019, a las que llegó sin un fuerte despliegue territorial. Una extendida red de agrupaciones territoriales -por municipios- es un arma importante para los partidos para movilizar y ganar electorado.

Los otros tres concejales son de las comarcas del Baix Llobregat (2) y del Vallès Oriental (1), comarcas del entorno de Barcelona ciudad.