El consenso imposible: división entre los partidos ante el aplazamiento de las elecciones catalanas

El Govern se reúne el viernes con las formaciones políticas con representación en el Parlament para decidir si mantiene la cita electoral el 14-F

Pleno monográfico sobre la gestión de las residencias en el Parlament catalán
Hemiciclo vacío antes del inicio de una sesión plenaria.David Zorrakino Europa Press

La celebración de las elecciones catalanas se dilucidará el próximo viernes en una reunión del Govern con los grupos parlamentarios. A 72 horas horas de la cita, los partidos van tomando posición y todo apunta a que el consenso que pretende la Generalitat para tomar la decisión final será imposible porque cada formación ve las cosas de una forma diferente. Y aquí llegan las batallas y las posturas enfrentadas, también entre los dos socios del Govern. Una disputa que puede llegar a ser determinante si no hay acuerdo en el Parlament.

JxCat: 

Pese a los titubeos iniciales, Junts apuesta claramente por celebrar los comicios el día fijado. “Estamos a punto. Hay que garantizar el derecho a la salud y el ejercicio del derecho a voto con las medidas y condiciones que sean necesarias: ampliación del número de colegios electorales, alargar la jornada en dos días”, ha explicado hoy mismo su candidata Laura Borràs situando el foco en la organización de los comicios, en manos de ERC a través de la consejería Exteriores y Relaciones Institucionales.

Esquerra: 

Los republicanos ven cómo la gestión de la pandemia les puede pasar factura si se aplazan las elecciones –ocupan la presidencia en funciones y áreas tan determinantes como sanidad o trabajo, muy cuestionadas por las medidas adoptadas-, aunque celebrarlas en plena tercera ola y con los republicanos al frente de Salud también supone un riesgo. De hecho, la gran mayoría de epidemiólogos desaconsejan la celebración de los comicios en pleno invierno.

Ciudadanos:

Carlos Carrizosa ha mostrado hoy su indiferencia hacia un hipotético aplazamiento de las elecciones y ha defendido que la decisión se tome bajo estrictos criterios sanitarios. “A nosotros no nos corresponde hacer debate político al respecto (...) como partido nos da igual celebrarlas el 14 de febrero o tres meses más tarde”, ha explicado, antes de considerar la situación sanitaria de “muy mala” y “pésima” y que “va a peor”. “Exigimos a los gobiernos que se responsabilicen y que hagan propuestas y garanticen que si se sigue adelante se podrá hacer con condiciones de salubridad y si no pues que tomen decisión que tengan que tomar pero que sean transparentes y dejen de marear la perdiz”, ha añadido.

PSC:

Miquel Iceta considera que “no hay motivos añadidos ni sobrevenidos” para aplazar las elecciones. “Hay posibilidades de hacer las elecciones en las condiciones que el propio Govern va estableciendo y preparando”, ha dicho hoy el líder del PSC. “Hay posibilidades de hacer las elecciones en las condiciones que el propio Govern va estableciendo y preparando”, ha remachado, tras insistir en que si se pide que la gente vaya a trabajar y los niños al colegio, también se puede desarrollar la cita electoral.

PP:

Alejandro Fernández ha comparado la situación en Cataluña con Estados Unidos, que pudo celebrar las elecciones en plena pandemia. Aquí cree que debe suceder lo mismo: a su juicio, la administración pública debe garantizar la celebración de las elecciones.

Comunes:

el partido en el que se encuentra Podemos recela abiertamente de la fecha de las elecciones. “Con toda la preocupación, me cuesta imaginarme ir a unas elecciones con los hospitales al límite y a punto de colapsar”, ha asegurado hoy su líder y cabeza de cartel, Jéssica Albiach, quien pide también que la decisión la tome el Govern y no los partidos. A nivel político y según las encuestas, la formación morada podría ser una de las grandes perjudicadas por el nombramiento de Salvador Illa como candidato del PSC.

PDeCat:

El PDeCat, partido de Àngels Chacón y Artur Mas, defiende poner al mismo nivel la democracia y la salud y pide que se pueda votar el próximo 14 de febrero con la máxima seguridad para todos los ciudadanos. “Se deben de buscar todos los escenarios posibles para que se puedan celebrar las elecciones con seguridad”, aseguró ayer Marc Castell. Además, exige que en la reunión del viernes se tome una decisión y no se alargue el proceso.

CUP:

La CUP reclama que la decisión se tome bajo criterios sanitarios, alejado de los intereses partidistas, y para ello pide formar un grupo de expertos para que decida si deben celebrar las elecciones.