El menor de 14 años que mató a otro a chico en una reyerta entre marroquíes y gitanos Badalona se entrega

La Justicia podría imputarle por homicidio aunque no tiene antecedentes de ningún tipo

El barrio de La Balsa, en Badalona
El barrio de La Balsa, en BadalonaLa Razón

El joven de 14 años acusado de haber apuñalado y matado a un joven de 17 años el domingo en Badalona se entregó ayer viernes. El menor de edad, acompañado de un abogado, se ha presentado en la comisaría de los Mossos d’Esquadra de la misma población.

El chico, Antonio P.G., vecino de Barcelona, de la zona de la Trinitat, en Nou Barris, estaba en busca y captura desde el mismo domingo, cuando apuñaló a un chico, Jonathan, en una pelea en medio de la calle, en la zona de Torrent d’en Grau, en Montigalà. El joven quedó ingresado muy grave en el UCI del Hospital Germans Trias i Pujol hasta que murió el martes.

Según han confirmado fuentes de la policía catalana, el menor se entregó al mediodía en comisaría, después de saber que estaba en busca y captura desde el momento de los hechos. Los Mossos d’Esquadra habían conseguido ponerse en contacto con su familia y habían acordado que el joven se entregaría, un hecho que, ante la Justicia, podría ser de eximente.

La chica que era víctima del acoso del autor de la cuchillada, y que fue lo que motivó la pelea fatal, dio todos los datos a la policía justo después de los hechos. La Guardia Urbana de Badalona traspasó toda la información a los Mossos, que fueron los que siguieron con el caso. La policía catalana lo tenía plenamente identificado y era cuestión de tiempo que fuera cazado.

Después de entregarse, ha quedado detenido y ahora será puesto a disposición de la Fiscalía de Menores. Las investigaciones sobre este crimen, siguen en manos de los Mossos. Está previsto que el juez, a instancias de la fiscalía, ordene su ingreso a prisión.

Teniendo en cuenta que el detenido tiene más de 14 años, podrá ser imputado de este crimen, que podría ser considerado un homicidio. Al mismo tiempo, sin embargo, el joven no ingresará a una prisión de adultos. Si el juez ordena su internamiento, tal como se prevé, lo hará en un centro jóvenes en régimen cerrado. El joven no tenía antecedentes antes de la detención de hoy.