Detenida una nueva “manada” en Barcelona por dos agresiones sexuales

Fuentes de la investigación confirman que las víctimas son dos mujeres adultas

Los Mossos d'Esquadra se hicieron cargo de la investigación
Los Mossos d'Esquadra se hicieron cargo de la investigaciónArchivo

Mossos d’Esquadra de la Unidad Central de Agresiones Sexuales arrestaron el lunes por la mañana a seis personas en el distrito barcelonés de Nou Barris por agresión sexual, por lo que odría tratarse de un nuevo caso de “manada”.

Según avanzó TV3 y confirmaron fuentes de los Mossos, el operativo está bajo secreto de actuaciones, por lo que no es descartable que siga en marcha. Las seis personas detenidas estaban ayer a la espera de pasar a disposición judicial.

A los detenidos en el barrio de Trinitat Nova se les acusa de un presunto delito de agresión sexual con al menos dos víctimas, han informado Betevé y la Vanguardia. Este último medio cita a fuentes de la investigación, que aseguran que las agredidas en el mismo ataque por parte de los seis individuos fueron dos mujeres mayores de edad.

De este dispositivo, que se desplegó alrededor de las 9 de la mañana del lunes en las calles de Aiguablava  y de la Pedrosa de este barrio del distrito de Nou Barris, muy cerca del Mercat de la Trinitat, se encargó la Unidad Central de Agresiones Sexuales de la policía catalana, operativa desde hace menos de un año. Según varios testigos de la actuación policial, los agentes habrían detenido a un grupo de jóvenes.

La citada Unidad Central de Agresiones Sexuales se puso en marcha en marzo de 2020, con el objetivo de priorizar la prevención, investigación y atención a las víctimas. Esta unidad cuenta con un equipo de 30 agentes, y está bajo la dirección de la única mujer a cargo de una área de investigación en la policía catalana.

“Se trata de hacer una intervención policial teniendo en cuenta los factores diferenciales que tiene la agresión sexual para la víctima. Incorporar elementos que son propios de una unidad como es la atención a la víctima en la intervención desde el primer momento con estas víctimas”, detalló en marzo del año pasado el entonces comisario jefe de los Mossos d’Esquadra, Eduard Sallent.

“No solo se trata de la creación de una unidad orgánica sino de un nuevo enfoque en el que se sitúa las necesidades de la víctima y su situación psicológica a la hora de hacer un abordaje policial”, dijo.

Tendremos que cambiar la manera en que estamos trabajando, incorporar la mirada victimocéntrica en la que tengamos en cuenta las situaciones personales que vive la víctima”, expresó, y añadió que, para ello, el cuerpo policial recibirá formación.

Por su pate, a Audiencia de Barcelona ha condenado a seis años de prisión a dos hombres por agredir sexualmente a una joven y a una niña de 15 años en Manresa.

La sentencia expone que se conocieron de fiesta la madrugada del 9 de octubre de 2019, durmieron juntos y al despertar ellos les propusieron mantener relaciones sexuales, amenazando con que les “iban a hacer un Pablo Escobar”.

Los magistrados remarcan que las jóvenes rechazaron tener sexo con ellos y recuerdan que “la referencia al célebre narcotraficante colombiano se asocia a la comisión de actos violentos de eliminación de personas”.

La menor de 15 años sufrió varias lesiones al intentar escapar del hombre mientras la desnudaba y la violaba.

El segundo acusado amenazó a la otra chica con un cuchillo para obligarla a hacerle una felación, y ella consiguió escaparse del piso saltando por una ventana.

La Sección 6 de la Audiencia de Barcelona ha condenado a ambos acusados a seis años de prisión por violación, y deberán indemnizar a las víctimas con 12.000 euros cada uno.

La sentencia añade un año más de prisión por lesiones para uno de ellos, y en cambio al otro le condena por lesiones leves, lo que implica una multa de 540 euros.