Mossos y Policía Nacional: “España tiene el mayor nivel de crimen organizado del mundo”

Más de 100 albaneses detenidos de una red de tráfico de marihuana en Tarragona y Castellón

Thumbnail

Un total 107 personas detenidas -de los que 19 ingresaron en prisión-, 51 registros y 25.000 plantas de marihuana incautadas. en una operación contra una red criminal internacional de origen albanés. Es el balance una macrooperación policial llevaba a cabo por agentes del Àrea Central de Crim Organitzat de la Divisió d’Investigació Criminal (DIC) de los Mossos d’Esquadra junto con agentes de la Policía Nacional con la colaboración de Europol y de las policías de Alemania y Albania.

Tras más de un año de investigación entre los días 13 y 15 de julio se detuvo a 78 personas como presuntas autoras de los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

En este operativo participaron varias unidades de los Mossos y de la Policía Nacional, en colaboración con inspectores de la empresa Endesa y observadores de Europol. Se hicieron 42 entradas y registro en el marco de este caso en el que se investigaba una organización criminal compleja dedicada al tráfico internacional de marihuana.

Se trata de una macrooperación con un centenar de detenidos de una red de albaneses que califican como los ‘brokers de la marihuana’, debido a su capacidad para conseguir lugares idóneos para la plantación ‘indoor’ y para engancharse ilegalmente a la luz dentro de una logística que tenía a España como centro de cultivo y a Alemania como el ‘hub’ de distribución hacia el resto de Europa.

“En España somos lamentablemente exportadores de marihuana, los número uno, y el problema es que importamos crimen organizado. En este momento no hay ningún país al que le esté llegando este volumen de crimen organizado, y es el efecto de la marihuana”, ha alertado en rueda de prensa desde Madrid el jefe de la División de Investigación Criminal de los Mossos, Ramón Chacón.

El operativo deja 107 detenidos en la mayor actuación policial contra esta especialidad delictiva en lo que va de 2021, con la incautación de una tonelada de marihuana y unas 25.000 plantas en 51 entradas y registros realizados en Tarragona, Barcelona, Girona y Castellón.

ESPAÑA CULTIVA, ALEMANIA ES ‘HUB’

En una comparecencia junto al comisario general de Policía Judicial de la Policía Nacional, Rafael Pérez Pérez, y el de la Policía de Albania, Ardi Veliu, este mando de los Mossos ha sido tajante a la hora de alertar del riesgo por la violencia creciente que generan las bandas dedicadas al negocio de la plantación y exportación de marihuana, en gran parte debido a la mayor proliferación de armas y a los intentos de homicidio por el control del mercado.

“La lista no la acabaría”, ha reconocido Ramón Chacón desde la sede del Complejo Canillas de la Policía Nacional, citando a ciudadanos de Albania, pero también a otros países como Suecia, Alemania, Reino Unido, Francia o Croacia, que vienen a España.

La investigación, con participación de analistas de EUROPOL, se inició a mediados de 2020 al tener constancia de una red de “facilitadores” y con la interceptación de un primer camión con 140 kilos de cogollos de marihuana camuflados en pistachos y con destino a Alemania, donde la sustancia cotiza a un precio cinco veces superior que en España. “Se fabricaba aquí a kilos y Alemania es ‘hub’ hacia otros países de Europa”, ha explicado Chacón.

El responsable de los Mossos ha puesto en valor el “trabajo inmenso” de las cuatro policías implicadas, incluyendo la de Alemania y con mención tanto al juez de Reus (Tarragona) como al fiscal bajo los que se coordinó el operativo que supuso “mucha musculatura” en el empeño de desarticular totalmente el entramado. “Que este grupo vuelva a practicar con marihuana lo tiene muy complicado”, ha indicado.

ORGANIZACIONES MUY VIOLENTAS

Chacón se ha detenido en subrayar la preocupación creciente porque son organizaciones “muy violentas” debido a los ‘vuelcos’ de la droga entre bandas rivales o al uso de armas para defender la mercancía ilícita. “El crimen organizado compra armas; hasta ahora no se veía, pero se ha generado una demanda”, ha advertido.

De hecho, ha informado de que al 50% de las bandas dedicadas a la marihuana a gran escala se les interviene armas de fuego y que al año en Catalunya se registran tres homicidios con este tráfico de estupefaciente. “Nos preocupa de manera principal”, ha reconocido Chacón.

En este sentido, ha recordado que en la operación contra la mafia albanesa --hubo otra hace poco contra nacionales chinos, también junto a Policía Nacional-- hubo dos tentativas de asalto en una plantación de Sabadell y que llegaron a electrificar la puerta de entrada en otra de Reus para defenderse.

También ha ofrecido datos sobre lo que suponen para “la huella medioambiental” este tipo de enganches ilegales a la luz para conseguir ciclos de tres cosechas al año. Endesa ofreció 76 inspectores y realizó 22 desconexiones, en un fraude que se estima en entre 1,6 y 6 millones de euros. Si se toma a la baja, ya sería el equivalente al consumo de 2.000 familias españolas durante un año.

Los cabecillas de la red son nacionales albaneses pero contaban con la participación de otros ciudadanos colombianos, eslovenos o argentinos. Además de la droga, se les intervino en el operativo de explotación con 400 agentes desplegados cerca de 70.000 euros en efectivo, un revólver detonador, una escopeta recortada, un inhibidor de frecuencia y tres vehículos, dos de ellos de alta gama.