Más de un centenar de estafados en una trama de alquiler de apartamentos

Publicaban anuncios en distintas páginas de internet para estafar a sus víctimas y luego usaban sus DNI para seguir timando a otros

Las víctimas se daban cuenta que habían sido estafadas cuando, una vez en la ciudad de Benidorm, no lograban contactar con la persona que supuestamente les había arrendado la vivienda y no podían acceder a la misma
Las víctimas se daban cuenta que habían sido estafadas cuando, una vez en la ciudad de Benidorm, no lograban contactar con la persona que supuestamente les había arrendado la vivienda y no podían acceder a la misma

La Policía Nacional ha detenido en Benidorm (Alicante) a cinco presuntos integrantes de una red que habría estafado a más de un centenar de personas con ofertas de alquiler de apartamentos turísticos por un montante total superior a los 220.000 euros.

Según un comunicado de la Policía Nacional, los sospechosos publicaban anuncios de alquiler de pisos turísticos en distintas páginas de internet para estafar a sus víctimas.

Tras apoderarse de sus DNI, los utilizaban para continuar estafando a otras personas, abrir cuentas bancarias online y contratar tarjetas monedero electrónico donde depositaban el dinero defraudado.

Las víctimas se daban cuenta que habían sido estafadas cuando, una vez en la ciudad de Benidorm, no lograban contactar con la persona que supuestamente les había arrendado la vivienda y no podían acceder a la misma.

Dos de los arrestados, los presuntamente encargados de recoger las tarjetas electrónicas y facilitárselas a otros miembros de la organización, han sido puestos en libertad tras prestar declaración en la Comisaría de Benidorm.

Otros tres detenidos, de origen rumano y supuestos cabecillas del entramado, han sido puestos a disposición judicial. La investigación, desarrollada por el Grupo IV de las brigadas de Policía Judicial de Benidorm, en colaboración con el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Jefatura Superior de Aragón, continúa abierta.

Hasta el momento se ha localizado a más de un centenar de víctimas por estafa y a unos veinte afectados por usurpación de identidad.Esta actividad ilícita habría reportado a la banda beneficios por valor de más de 220.000 euros aproximadamente.