Coronavirus

Valencia suspende definitivamente las Fallas

Ribó: “Ni siquiera hemos pasado a la fase 1, esto ha sido determinante. No podemos esperar”

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, junto al concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, junto al concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana FOTO: La Razón La Razón

La noticia se esperaba desde hace semanas, pero no ha sido el miércoles cuando Valencia ha anunciado que se suspenden definitivamente las Fallas de 2020. El alcalde del Cap i Casal, Joan Ribó, puso como fecha tope el 15 de junio para decidir el futuro más inmediato de las fiestas josefinas, pero la realidad le ha obligado a aceptar lo evidente, que este año no se pueden celebrar eventos de tal magnitud.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha comparecido esta tarde para explicar los motivos que han llevado a tomar esta decisión. “No hemos podido pasar ni a la fase 1, no podemos esperar. Ha sido determinante”. Ha reconocido que cuando se tomó la decisión de aplazarlas a julio no se conocía la magnitud de la pandemia y ahora no se pueden hacer previsiones. “Por encima de todo están las personas. Hay que fijarse también cómo en otros países cuando parecía que estaba todo bajo control se han producido nuevos brotes. En Alemania, en Corea, en China”.

Ribó ha dicho que la decisión se ha tomado de manera consensuada con todo el sector y también se ha acordado que las falleras mayores de Valencia y su corte este año continúen en 2021.

Con respecto a los monumentos falleros no se ha establecido una directriz obligatoria a las comisiones. No obstante, se han preparado subvenciones para las comisiones condiciones para preservar el trabajo de los artistas falleros. Entienden que las comisiones falleras querrán plantar en 2021 la falla de 2020, y por ello, la intención del Ayuntamiento es establecer un plan para que se empiece a contratar ya la falla de 2022.

En este sentido, el concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana ha dicho que el Ayuntamiento de Valencia dará ejemplo y que sí encargará nuevas fallas para el próximo año. “Intentaremos que se puedan quemar en algún momento. No será la primera vez que se queman fuera fecha”. Además, ha insistido en que 2021 “no puede ser un año en blanco para los artistas falleros”.

Sobre el retraso en comunicar la decisión, Ribó ha asegurado que se buscaba el consenso de todo el mundo fallero. “La democracia es así, lleva su tiempo. Hemos hecho lo posible y lo imposible por buscar alternativas y la conclusión es que esta es la mejor opción, la salud es lo primero. Aunque parece que los datos son buenos no tenemos ninguna seguridad".

Galiana ha avanzado un plan de apoyo específico de la fiesta para sectores como la de pirotecnia o de los artistas falleras. Al primero se le pagará el 80 por ciento de lo acordado y el otro 20 se le abonará si se pueden realizar espectáculos pirotécnicos en otras fechas “con seguridad". También solicitará ayudas al Ministerio de Cultura y a la Unión Europea, puesto que las Fallas tienen la condición de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. En total, las comisiones recibirán 4,6 millones de ayudas para que puedan hacer frente a los pagos de los proveedores, que son autónomos o pymes.

Galiana ha insistido en que hasta el viernes, “los números daban” para celebrar las Fallas en julio, pero finalmente Valencia se quedó en fase cero. Además, ha aprovechado para anunciar que tampoco se celebrará la Feria de Julio.

Poblaciones como Gandia, Alzira, Alaquàs o Burriana ya anunciaron hace días que suspendían sus Fallas, y hasta Alicante aceptó que este año no habrá Hogueras y Castellón que se quedaba sin Magdalena. La última en reaccionar ha sido la capital valenciana, que tenía previsto celebrar las suyas del 15 al 19 de julio.