Coronavirus

La Generalitat valenciana pide 150 rastreadores militares para Valencia y su área metropolitana

Puig advierte de que si es necesario usará la fórmula del estado de alarma para restringir la movilidad

El president Puig preside la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada
El president de la Generalitat, Ximo Puig (centro arriba), preside una reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada para abordar la aplicación de las medidas de control de rebrotes de covid-19Generalitat ValencianaEFE

La Generalitat valenciana ha solicitado al Gobierno central el apoyo de 150 rastreadores militares. El presidente Ximo Puig lo ha comunicado a la delegada del Gobierno, Gloria Calero, esta petición quien se ha comprometido a tramitarla con la máxima celeridad posible.

Puig ha explicado que estos rastreadores irán destinados principalmente a controlar los contagios en Valencia y su área metropolitana. Servirán también para aumentar los controles donde se produzca un brote. “Será un grupo de trabajo específico”. En este sentido, el jefe del Consell ha incidido en que el Ejército puede realizar una gran labor de apoyo a la Sanidad Pública por su metodología de trabajo.

Calero ha asegurado que estos rastreadores están acabando su formación y que podrán trabajar a principios de septiembre.

Con respecto a las pruebas PCR, el jefe del Consell ha admitido que hay un “problema real” porque hay escasez de los reactivos utilizados para este análisis. Sin embargo, ha incidido en que ayer se lograron hacer casi 10.000 pruebas. “El objetivo es llegar a hacer los máximos para garantizar la seguridad de la ciudadanía, la detección precoz es fundamental”.

Estos rastreadores se sumarán a los más mil que ya existen en la Comunitat Valencia. “Podríamos haber pedido el 10 por ciento de los que el Gobierno ha puesto a disposición de las autonomías- un total de 2.000- pero creemos que son suficientes 150″.

Nuevas restricciones

Sobre la posibilidad de incrementar las restricciones decretadas el pasado 18 de agosto, Puig ha insistido en que no se descarta limitar las reuniones sociales. No obstante, ha afirmado que la distancia social y uso de mascarilla, así como la recomendación de que no se realicen reuniones no más de diez personas, son pautas que deben seguir todos los ciudadanos. “La ventilación es fundamental, me lo dicen siempre los expertos. Cualquier reunión debe ser al aire libre”.