Un brote en una residencia de Alzira de personas con diversidad funcional deja 26 contagiados

Hay 17 casos positivos entre los residentes y seis confirmados entre los trabajadores

La Generalitat ha activado los protocolos de aislamiento y seguridad en la residencia y centro de día Carmen Picó de Alzira (Valencia) tras detectarse, al menos, 26 personas contagiadas. En este centro se atiende a personas con diversidad funcional intelectual.

Según han informado fuentes de vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, ya se ha procecido a la sustitución de los trabajadores afectados. Una gestión en la que han estado trabajando el fin de semana.

Asimismo, han indicado que se harán pruebas PCR al resto de internos y usuarios del centro y de la plantilla, mientras que las instalaciones ya han sido desinfectadas.

Por su parte, el Ayuntamiento de Alzira, en su página oficial de Facebook, ha señalado que son veintiséis las personas afectadas, ocho trabajadores y dieciocho usuarios, de los cuales seis se encuentran hospitalizados, según ha informado al Consistorio el Instituto Valenciano de Acción Social (IVASS).

Añade además que desde el Departamento que dirige Oltra se les ha comunicado que se ha reforzado con un médico y dos enfermeras el servicio a la residencia, cuya capacidad es de 75 plazas, de las cuales cinco se encuentran actualmente vacantes.

El Ayuntamiento asegura haberse puesto a disposición del centro para cubrir sus necesidades, especialmente en materia de limpieza y desinfección de las instalaciones.