Ximo Puig carga contra Madrid: “Es irracional que pueda permitirse dejar de ingresar 4.100 millones al año”

El presidente valenciano denuncia que produce un efecto llamada “hacia adentro de la M-50” que genera desigualdades entre autonomías

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha denunciado la política fiscal de Madrid. “No es justo, ni racional ni sostenible” que Madrid puede asumir una bajada de 4.100 millones anuales con rebajas fiscales fruto de su dopaje por el “efecto capitalidad”. Denuncia, además, que esta estrategia produce “la emigración fiscal de personas y empresas hacia adentro de la M-50 y la pérdida de ingresos hacia fuera”.

Durante el Debate de Política General celebrado esta mañana en Les Corts ha defendido la necesidad imperiosa una profunda reforma territorial. “Este no es un debate identitario ni de esencias simbólicas. Con todos los respetos, creo que no estamos en la hora de las banderas que tapan desigualdades. Singularidad entre territorios, igualdad entre personas”.

Puig ha insistido en que los valencianos tienen derecho a disponer de los mismos recursos por habitante que el resto de españoles para gestionar las mismas competencias. Así, ha concretado que la Comunitat Valenciana necesita 1.336 millones adicionales al año.

El presidente ha admitido que el reparto del Fondo estatal de 16.000 millones para compensar los desequilibrios de la pandemia ha establecido un cambio en la buena dirección y se han atendido “como nunca antes las insuficiencias financieras” de la Comunidad Valenciana.

No obstante, ha insistido en que el efecto capitalidad ha convertido Madrid en una gran aspiradora absorbe recursos, población, funcionarios estatales y redes de influencia. “Todo eso, en detrimento de la igualdad de los territorios que conformamos España”.

Así, ha concretado que 9 de cada 10 contratos estatales se gestionan desde Madrid y casi el 60 por ciento de adjudicaciones se hacen a empresas residenciadas en Madrid.