La incidencia acumulada del coronavirus en Valencia se dispara un 55 por ciento y llega a los 1.004,17 casos

Las restricciones sanitarias aprobadas por la Conselleria de Sanidad no están teniendo en el efecto esperado

El pasado 29 de agosto el índice de incidencia acumulada del coronavirus en la ciudad de Valencia, es decir, el número de casos por cada 100.000 habitantes, era de 658,7. El último dato disponible en la página web de la Conselleria de Sanidad, correspondiente al pasado 17 de septiembre, sitúa dicho índice en 1.004,17, es decir, un 52,44 por ciento más.

A la vista de estos datos no es difícil concluir que las restricciones aprobadas por la Conselleria de Sanidad el pasado 14 de agosto para la ciudad de Valencia no están teniendo el efecto deseado.

En concreto, se prohibieron las reuniones de más de 10 personas, se prohibió fumar en la calle sin distancia de seguridad, se impuso la obligación de mantener una distancia de 1,5 metros entre las mesas de las terrazas, se cerró el ocio nocturno y se prohibieron las visitas a las residencias de la tercera edad.

No se ha adoptado hasta el momento ninguna medida tan radical como un confinamiento selectivo como el que se realizó por ejemplo en la localidad de Benigànim cuando la incidencia acumulada se situó en 994,46 casos.

Según el estudio de las aguas fecales de la ciudad realizado por Global Omnium y publicado el pasado viernes, la presencia de restos genómicos del virus en Valencia se disparó a partir del 21 de julio y su aumento ha sido constante y llega hasta el día de hoy.

Por el momento, la única medida extraordinaria que se ha adoptado desde el Ayuntamiento de Valencia después de las restricciones de la Conselleria de Sanidad fue el cierre de los parques infantiles, que entró en vigor el jueves de la semana pasada.