Los expertos advierten: «El toque de queda es una medida insuficiente»

«La peor situación epidemiológica en España se debe a nuestra cultura y nuestra manera de relacionarnos», señalan

«Es muy importante transmitir a los jóvenes que esta enfermedad afecta a todos los rangos de edad"BIEL ALIÑOEFE

«Yo sería partidario de medidas más estrictas que un toque de queda». Son las palabras del jefe de Medicina Preventiva de Ribera Salud en los hospitales universitarios de Torrevieja y Vinalopó, Vicente García Román. El experto en la prevención de enfermedades infecciosas explica que con esta medida el mensaje que se está lanzando es que «se puede seguir haciendo lo mismo pero en otro rango de horas».

Aunque admite que se trata de una medida controvertida, el médico advierte de que la situación epidemiológica en España es preocupante y mucho peor que la de otros países donde, por ejemplo, las temperaturas son mucho más bajas.

En este sentido, con respecto al empeoramiento de la situación en los últimos diez días en la Comunitat Valenciana y en España, asegura que el frío puede influir, aunque no es un factor determinante. También ha podido tener algo que ver el puente de cuatro días que se produjo en la Comunitat entre el 9 y 12 de octubre, donde se produjeron muchos movimientos poblacionales, más salidas nocturnas e incluso manifestaciones.

Pero, sin lugar a dudas, lo que explica que España tenga unas cifras de contagios más altas que otros países europeos es «nuestra cultura y nuestra manera de relacionarnos», dice García.

«Ayer pasamos de un millón de contagiados en España. Uno de cada 50 españoles se ha visto ya afectado por el virus. Es un porcentaje muy alto».

«Somos un país muy sociable, no somos como los asiáticos, donde realmente se evita el contacto físico. Por eso países como Japón o Corea, estando en el mismo hemisferio que nosotros y teniendo las mismas temperaturas, están mucho mejor, y además con medidas menos restrictiva».

Aparte del frío, del puente y de la manera de relacionarnos, el doctor explica que el pico de contagios al que estamos asistiendo se debe también a los efectos de la vuelta al colegio, a las universidades y a los puestos de trabajo. «La enfermedad no aparece de manera repentina. Los actuales datos reflejan todavía los contagios del mes de septiembre».

Otro factor que explica también que España se encuentre en una situación peor es que «somos uno de los países más envejecidos de nuestro entorno», lo cual también es muy importante. «También influye la genética, el estado del sistema inmunológico de cada persona, si ya se tienen patologías previas...», por lo que el experto recomienda cuidarse.

Además, el virus parece ahora más virulento, explica, lo cual sí que con mucha probabilidad se deba a la bajada de temperaturas. Eso repercute en un mayor porcentaje de ingresos. «Ahora la relación entre los contagios y las hospitalizaciones es mucho más rápida y directa».

La buena noticia es la elevada cantidad de PCR que se llevan a cabo en estos momentos. «En marzo y abril existía claramente un infradiagnóstico. Ahora ya sabemos lo que está pasando».

Además, resalta que en este momento cualquier centro hospitalario dispone de PCR e incluso, con la llegada de los test de antígenos, también atención primaria puede realizar las pruebas.

El doctor explica que una de las cosas más importantes es que seamos capaces de transmitir a las personas más jóvenes que esta enfermedad afecta a todo el mundo. «Esta claro que la letalidad afecta conforme aumenta la edad, pero hay casos estrictos en cualquier colectivo», advierte.