Román sufre una cogida cuando entrenaba en el campo

El matador de toros valenciano sufrió un percance en la ganadería Las Monjas

El matador de toros valenciano Román sufrió un percance, el pasado jueves, 12 de noviembre, cuando entrenaba en la ganadería Las Monjas. El segundo de los toros que toreaba le dio una tremenda voltereta tras un derrote seco y provocó grandes dolores en el costado del torero, que, una vez repuesto, pese al malestar físico, continuó toreando.

En principio no se le dio más importancia, pero cuando, ya en el viaje de vuelta, orinó sangre cundió la alarma y fue trasladado urgentemente a un centro sanitario, siendo ingresado en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, donde se le diagnosticó una rotura de riñón y fractura de dos costillas, aunque, dada la buena evolución del riñón en las horas posteriores, no fue necesaria la intervención quirúrgica.

En la presente temporada Román tan sólo ha intervenido en dos festejos. Uno, a principios de año, el 7 de enero, en la plaza colombiana de Manizales -donde indultó al segundo toro de su lote, «Castellano», número 931, negro, de 472 kilos y marcado con el hierro de Santa Bárbara- y otro, ya tras el confinamiento, en el coso cordobés de Cabra, logrando otro triunfo al cortar las dos orejas a un toro de Santiago Domecq al que cuajó una sensacional faena.

Ese mismo día en Valencia, el Ateneo Mercantil, debido a la situación y circunstancias actuales derivadas de la pandemia, organizó una charla que se siguió a través de streaming y sin presencia física de público, con el matador de toros y profesor de la escuela de tauromaquia local Víctor Manuel Blázquez, quien repasó los éxitos conseguidos por sus alumnos durante la temporada pasada y cómo está siendo la presente, condicionada igualmente por los efectos del coronavirus y que les ha obligado a cumplir un programa más reducido que en el curso anterior.