La Diputación de Alicante aprueba el presupuesto sin votos en contra

Siguen las negociaciones para que el PSPV cambie la abstención por el voto a favor

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón (D), junto al portavoz socialista, Toni Francés
El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón (D), junto al portavoz socialista, Toni FrancésLa RazónLa Razón

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha logrado un objetivo poco frecuente en la política actual, ya que su equipo de Gobierno de la Diputación de Alicante, integrado por el Partido Popular y Ciudadanos, ha llegado a un preacuerdo con el Grupo Socialista para contar con su abstención en el próximo pleno de presupuestos que se celebrará de forma telemática el miércoles 30 de diciembre. Anteriormente ya se había cerrado la abstención de Compromís.

No obstante, tanto el diputado de Presidencia, Economía y Régimen Interior, Eduardo Dolón, como el de Infraestructuras y Asistencia a Municipios, Javier Gutiérrez, han anunciado que seguirán trabajando estos días para conseguir que el Grupo Socialista vote finalmente a favor de unos presupuestos que crecerán en 2021 un 8,8 por ciento.

Carlos Mazón ha destacado el esfuerzo que se está realizando desde la institución provincial para sacar adelante estas cuentas sin votos en contra. «Es el momento de grandes acuerdos, no de más discusiones entre políticos ni de dar más problemas a los ciudadanos. Desde el equipo de Gobierno estamos haciendo un esfuerzo por integrar las propuestas de todos los grupos políticos».

Asimismo, ha calificado estas propuestas de «positivas para el dificilísimo año que tenemos por delante. Este es el camino en el que tenemos que seguir trabajando para que la provincia cuente con más ayudas, con más soporte y con más esfuerzo hacia los ayuntamientos y los colectivos más desfavorecidos social y económicamente con el objetivo de que puedan remontar esta situación».

«Esperemos que esta abstención del PSOE se ratifique también en el pleno de la Diputación del próximo miércoles 30 de diciembre para poder ofrecer a la provincia un gran acuerdo, porque es el momento de luchar y de seguir remando todos juntos».

La Comisión de Hacienda, en su reunión de hoy, ha dado el visto bueno al presupuesto general consolidado de la Diputación, con la abstención tanto de los socialistas como de Compromís. El documento contable para el próximo año sigue una línea estratégica de apoyo y asistencia a los 141 municipios de la provincia, especialmente a los de menor población, para atender y cubrir sus necesidades sociales y económicas derivadas de la gestión de la crisis de Covid-19.

Por su parte, los diputados Dolón y Gutiérrez han resaltado, respecto al documento presupuestario, que se incluirán muchas de las propuestas presentadas por la oposición y que es fruto de las negociaciones que a lo largo de los últimos meses ha mantenido el equipo de Gobierno con los grupos políticos. Se trata, tal como han indicado los diputados, de unas cuentas dialogadas, consensuadas y pensadas para dar respuesta a las necesidades derivadas de la pandemia de coronavirus.

En esta línea, Javier Gutiérrez ha asegurado que en las últimas horas “estamos trabajando a contrarreloj para para sacar adelante los mejores presupuestos para todos los alicantinos. No hay ninguna puerta cerrada en las conversaciones con el grupo socialista. Todos estamos de acuerdo en que, en las circunstancias actuales, hay que llegar a acuerdos para sacar adelante unos presupuestos que comprometan inversiones y ayudas que contribuyan a salir de la recesión. Con ese punto de partida, seguro que habrá entendimiento”.