Ribó dice que la congregación para ver a los Reyes Magos fue un “error de protocolo” y que “se ha aprendido y se mejorará”

Dice que con los datos actuales ni se plantean la posibilidad de celebrar las Fallas

Joan Ribó, durante una videoconferencia, en una imagen de archivo
Joan Ribó, durante una videoconferencia, en una imagen de archivoServicio Ilustrado (Automático) AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, se ha referido hoy a la polémica suscitada por la concentración de cientos de personas en la plaza del Ayuntamiento para ver la llegada de los Reyes Magos, y que ha supuesto incluso el anuncio de una denuncia por parte del PP por incumplir las directrices de seguridad frente a la pandemia. El primer edil ha diferenciado “este acto de una cabalgata, que por otro lado, sí que se celebró en otras ciudades del Estado”, y ha lamentado “la concentración de personas que se produjo, en concreto, a la llegada de los Reyes al Ayuntamiento”. En este sentido, ha reconocido “un error al protocolo de este acto que, por supuesto, el equipo de gobierno ha aprendido y mejorará”.

En la plaza del Ayuntamiento, ha explicado, “todos los días hay mucha gente” y al ver la llegada de los autobuses descapotables con los Reyes Magos, la gente se “concentró” a las puertas del consistorio para verlos, pero “no había” más personas de las que hubo el día 4 o el anterior.

Así lo ha manifestado tras presidir la reunión del Centro de Coordinación Operativo Municipal (CECOPAL) al ser preguntado sobre las aglomeraciones vividas a la llegada de los Reyes Magos y la polémica suscitada y ha apuntado que se podría haber evitado si hubieran pensado en que los autobuses llegaran por la parte trasera.

El alcalde ha asegurado tener datos, aunque “no” los puede confirmar porque carece de los números concretos, de que “no hubo más gente el día 5 de la que había el día 4 o el día 3 porque había muchas actividades en la plaza y es una zona de paseo de muchísima gente”. ”Analizamos el poner las vallas para que vinieran los autobuses pero no revisamos los protocolos adecuadamente y ahí nos equivocamos. Hay que decirlo con sinceridad”, ha admitido Ribó para quien el problema no son los autobuses ni la cabalgata, sino “la concentración de personas que estaban ya en la plaza y que se concentraron en el momento qué vieron llegar los autobuses”.”Hubo un error de protocolo y creo que hay que mejorar pero creo que no es una cosa ni más importante ni más significativa de lo que se haya podido ver en muchas otras zonas de la ciudad”, ha agregado.

Ribó, ha señalado que el acto de recepción de los Reyes del Oriente, organizado por el Ayuntamiento de Valencia el pasado 5 de enero, “siguió todas las recomendaciones y normas decretadas por las autoridades sanitarias competentes para hacer frente a la pandemia”.

“Se trataba de una recepción a los Reyes de Oriente que se desarrolló en el interior de la Casa Consistorial y que contó con representantes de todos los grupos políticos y sin la presencia de público, para evitar contagios” ha explicado el alcalde. “Este acto fue transmitido en directo a través de las redes sociales municipales y también por la televisión pública valenciana, À Punt, y fue seguido por cerca de 100.000 hogares valencianos que, de esta manera, pudieron disfrutar de la visita de los Reyes”.

Respecto a las palabras del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera, Ana Barceló, sobre que no debería haberse celebrado la cabalgata ha insistido en que “no hubo” y ha dicho que “hubo una concentración en un espacio y eso ha sido un error” y otras zonas de la plaza estaban vacías cuando no suelen estarlo. Ha asegurado de que no tiene constancia de que la vicealcaldesa, Sandra Gómez (PSPV), expresara como dijo que no había que celebrarla porque no ha hablado con el concejal responsable de Cultura Festiva, Carlos Galiana, pero que a él no se lo trasladó. No obstante ha celebrado sus últimas palabras sobre que “es bueno trabajar y asumir las labores de todos de una forma conjunta; son declaraciones muy positivas”.

Fallas, más que improbables

Preguntado sobre si lo ocurrido podría ser un toque de atención ante unas posibles Fallas, ha apuntado que “en las condiciones en las que estamos no podemos ni hablar ni plantearnos” esa futura fiesta. ”Hasta que está curva deje de crecer y empieza a bajar y hasta que estemos vacunados pasarán meses. ¿Cuántos? No tengo ni idea pero evidentemente cada cosa que tiene sus fallos, hay que mejorarla”, ha añadido.

La denuncia del PP

Respecto a las denuncias del PP, ha indicado que “está en su derecho de presentarla” como ellos de darles el valor que tienen y ha indicado que es “una más”. Y sobre las críticas de los hosteleros de que ellos adelantan su cierre mientas València hace cabalgatas, ha lamentado que se produjo una “coincidencia nefasta” porque el día 5 muchas ciudades celebran cabalgatas, los niños esperan a los Reyes, fue el peor día de datos de coronavirus y se conocieron las nuevas restricciones.