El Ayuntamiento bonificará el IBI si se ponen placas solares, hasta un quinta parte de su coste

La desgravación llegará hasta el 50 por ciento durante diez años

El alcalde Ribó junto a los ediles Sanjuan y Ramón, explicaron las bonificaciones fiscales por las instalaciones fotovoltaicas
El alcalde Ribó junto a los ediles Sanjuan y Ramón, explicaron las bonificaciones fiscales por las instalaciones fotovoltaicasLa RazónAyuntamiento de Valencia

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha explicado esta mañana que el Ayuntamiento bonificará hasta un 50 por ciento del IBI a aquellas viviendas que instalen en sus tejados placas solares para autoconsumo. La bonificación en el IBI podrá llegar hasta el 20 por ciento del coste de la instalación, IVA incluido, y habrá diversos tramos según el valor catastral de la vivienda. Así, las viviendas con un valor catastral de menos de 75.000 euros tendrán la bonificación del 50 por ciento durante diez años, mientras que si el valor de la vivienda va de 75.000 a 110.000 euros, la bonificación durará siete años. Hasta ahora, esta bonificación solo se podía disfrutar durante tres años. Así, un vecino que instale placas de un potencia de tres kilowatios y con una vivienda valorada en 70.000 euros podrá tener una bonificación fiscal de 600 euros.

El valor catastral medio de las viviendas en Valencia es de 45.000 euros, por lo que las bonificaciones pueden afectar al 90 por ciento de los domicilios.

Ribó ha explicado que la medida forma parte del interés del Ayuntamiento por la descarbonización de la ciudad de Valencia, y en virtud de un pacto de alcaldes de Europa, suscrito en 2009 por Rita Barberá para reducir la emisiones un 20 por ciento en el año 2020.

Ha rememorado que en el periodo 2015-2019 se abordó la reducción de las emisiones en el transporte y en la producción del sistema agroalimentario. Y que en este periodo se pretende abordar la suficiencia energética en las viviendas que antes “era difícil por la legislación, pero que el cambio gobierno ha posibilitado y ha hecho rentable la colocación de placas fotovoltaicas”.

El alcalde puso el ejemplo de Australia, país en el que la potencia de las placas solares instaladas en los tejados particulares alcanza el de varias centrales nucleares.

La intención de Ribó es que dentro de dos años “buena parte de las terrazas tengan placas de autoproducción fotovoltaica” para llegar al 2030 con un 27 por ciento de consumo de energías renovables.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Borja Sanjuan, ha señalado que con estas bonificaciones, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento ya ha cumplido los compromisos de reducción fiscal suscritos en los acuerdos de reconstrucción por cuatro de los cinco grupos municipales y de los acuerdos presupuestarios suscritos por los socios de gobierno con el apoyo de Ciudadanos.