Disminuye el consumo de drogas entre los jóvenes de Valencia durante la pandemia

En el resto de la población, esta perniciosa adicción ha aumentado

Durante la pandemia, solo los jóvenes han reducido su consumo de drogas
Durante la pandemia, solo los jóvenes han reducido su consumo de drogas

El consumo de drogas se ha incrementado en la ciudad de València con el fin de “lidiar” los malestares causados por la pandemia de covid, aunque este consumo habría disminuido concretamente entre los jóvenes debido a la limitación del contacto grupal y del acceso a los espacios recreativos.

Así lo han determinado técnicos del Ayuntamiento de València, junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la Organización de Estados Americanos (CICAD) en un balance sobre el impacto de la pandemia en las políticas locales para la prevención y el tratamiento de los trastornos por consumo de sustancias.

El pasado 26 de junio, coincidiendo con el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico de Drogas, tuvo lugar una reunión virtual sobre la covid y el consumo de drogas en la que expertos y gestores municipales y de esas organizaciones debatieron sobre las políticas locales sobre consumo de sustancias en el contexto de la pandemia.

Casi año después, los mismos expertos se han reunido para hacer balance tras estos meses de restricciones marcadas por el coronavirus y han concluido que el consumo de estas sustancias se ha incrementado como forma de “lidiar ante los malestares provocados por la covid”.

“No obstante, en la franja de la juventud, este consumo habría disminuido debido al contexto de limitación del contacto grupal y del acceso a los espacios recreativos”, según ha explicado en un comunicado el concejal de Salud, Emiliano García.

En cuanto a las políticas públicas, en la reunión se destacaron las iniciativas que generen una mayor integración entre los servicios de salud general y los servicios especializados en salud mental y adicciones.

“La pandemia está dejando esa lección muy arraigada de no separar la atención a personas con problemas mentales y de consumo de la totalidad de los servicios integrados de salud”, ha indicado García.

Además, ha resaltado que se ha identificado cuáles son aquellos dispositivos de asistencia, de acompañamiento o de cuidado que permiten aprovechar las oportunidades que nos brindan las tecnologías para la asistencia remota y cuáles son sus usos más inteligentes para garantizar un mejor y mayor acceso, continuidad de cuidados y calidad de la atención.

Emiliano García ha subrayado todas las acciones que se realizaron en materia de tecnología desde la Concejalía de Salud del Auntamiento de València para “adecuar los programas de prevención de las adicciones a los nuevos métodos de comunicación y de aprendizaje que la situación demandaba”.

Ha recordado que “queda todavía mucho por hacer: Debemos seguir viendo las adicciones desde el ámbito de la salud pública individual y comunitaria, y desde la defensa de los derechos humanos. Desde las administraciones locales, los Ayuntamientos, como el de València, tenemos la obligación de seguir informando, formando y atendiendo a la ciudadanía para prevenir las adicciones, tanto con sustancia como sin sustancia”.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la CICAD, Adam Namm, ha asegurado que nos encontramos ante un “panorama alentador”, y que se cuenta ya con “más herramientas para enfrentar los efectos de la pandemia”, y que los expertos siguen “preparándonos más y mejor para batir sus consecuencias”.