Vista general de la playa de la Malvarrosa durante el segundo fin de semana de junio
Vista general de la playa de la Malvarrosa durante el segundo fin de semana de junioKai FörsterlingEFE

Control de aforo y distancia social, así son las playas seguras para otro verano covid en la Comunitat Valenciana

Turisme recomienda marcar horarios y reservar espacio para familias con niños en las zonas de gran afluencia

La baja incidencia de covid que presenta la Comunitat Valenciana no será suficiente para que se pueda disfrutar de las playas como si la pandemia estuviera superada.

Los ayuntamientos ya aplicaron el verano pasado sus planes de contingencia para garantizar que estos espacios, ya de por sí bastante seguros por el régimen de brisas, sean lugares en los que el riesgo de contagio sea el mínimo posible.

Las playas, por tanto, tendrán que volver a aplicar medidas de prevención este verano.

Turisme Comunitat Valenciana ha actualizado la guía presentada en 2020 a los ayuntamientos y, aunque se han relajado algunas medidas, se sigue insistiendo en la necesidad de controlar los aforos y en mantener la distancia social.

Además, se aconseja que, en casos «excepcionales», se reserve de un 20 a un 25 por ciento de la playa para colectivos vulnerables o unidades familiares con menores de 14 años.

También se propone que se pueda reservar una franja horaria para estos mismos grupos de población. En cualquier caso, la guía insiste en que estas medidas solo deberían aplicarse en aquellas playas en las que se prevé que la afluencia sea mucho mayor a la permitida por su tamaño.

Para ayudar al control del aforo, se recomienda marcar itinerarios de entrada y de salida, una medida que ayuda a cumplir con la distancia social, así como limitar las plazas de aparcamiento disponibles, que tendrá un efecto disuasorio en aquellas playas separadas de núcleos urbanos.

Servicios, sí

Los aseos, las duchas, los grifos para los pies, las papeleras o los vestuarios pueden estar abiertos, pero siempre se debe garantizar una correcta desinfección.

Se sugiere que se establezcan mecanismos para que su uso requiera la menor manipulación posible con las manos para lo que se recomienda que se instalen servicios que se activen mediante sensores o pedales.

Así mismo, realiza una advertencia para aquellas playas que tengan servicio de baño asistido. «Debería realizarse, en la medida de lo posible, con personal vacunado o que disponga de PCR negativo». Solicita también que cuente con un registro de personas usuarias para garantizar la trazabilidad de los contagios.

En el caso de las escuelas de deporte náutico, se recuerda que se debe garantizar la distancia interpersonal y adaptarse a la normativa vigente en cada momento.