Los economistas valencianos, optimistas ante la evolución de una situación aún delicada

Reclaman rebajar la presión fiscal y reducir el gasto público de la Administración

El decano del Colegio de Economistas de Castellón, Jaime Querol (dcha); el decano del Colegio de Economistas de Valencia, Juan José Enríquez (izda) y el decano del Colegio de Economistas de Alicante y presidente del Consejo Valenciano de Economistas, Francisco Menargues
El decano del Colegio de Economistas de Castellón, Jaime Querol (dcha); el decano del Colegio de Economistas de Valencia, Juan José Enríquez (izda) y el decano del Colegio de Economistas de Alicante y presidente del Consejo Valenciano de Economistas, Francisco Menargues

El Consejo Valenciano de Economistas ha presentado esta mañana la nueva edición de la encuesta “Los economistas opinan”, en la que han actualizado los datos y las valoraciones aportados por este organismo respecto a la situación económica en colaboración con el Banco Sabadell. El balance general del último semestre ha sido en términos generales positivo. Sin embargo, las apreciaciones de la economía autonómica y nacional actual no se encuentran por encima del aprobado.

Los resultados de este último estudio han revelado una “ligera mejoría” en la situación económica personal de los encuestados: solo un 21,6 por ciento de las personas encuestadas considera que sus circunstancias han empeorado, frente al 40 por ciento registrado en 2020. Además, cerca de un 80 por ciento de usuarios valora los últimos acontecimientos económicos constantes o favorables: el 56,97 por ciento afirma estar en el mismo punto que el ejercicio 2020 y el 20,84 por ciento está en una mejor situación. “Las previsiones auguran mayormente estabilidad”, confirma el decano del Colegio de Economistas de Castellón y tesorero del Consejo Valenciano, Jaime Querol.

Esta mejora en la valoración del panorama económico se aplica tanto a nivel autonómico como estatal. La puntuación sobre la economía española ha evolucionado de un 3,5 a un 4,38 sobre 10, y pronostica alcanzar la nota de 5,17 en la próxima encuesta. Mientras que la apreciación en la Comunidad Valenciana ha pasado de un 3,7 a un 4,5 sobre 10, y se prevé un aumento de hasta el 5,39, llegando por fin al aprobado.

Tal y como ha indicado el decano del Colegio de Economistas de Alicante y presidente del Consejo Valenciano de Economistas, Francisco Menargues, existe un “incremento notable de las valoraciones”, pero estas calificaciones “no están aún aprobadas”, advierte.

El decano del Colegio de Economistas de Valencia y vicepresidente del Consejo Valenciano, Juan José Enríquez, ha alertado de “un aumento del endeudamiento público a causa de la crisis sanitaria por la covid”, que como respuesta ha obtenido una “absoluta respuesta negativa”, la subida de impuestos. En este sentido, los encuestados demandan una disminución de gasto público para generar un ajuste deficitario en ámbitos como la Administración.

Hay que tener en cuenta cuál es el salario medio de los españoles. Si esto se tiene en cuenta, la presión fiscal relativa de España es una de las más altas de los países de Europa. No solo hay que considerar el montante total del PIB, sino también el número de personas que trabajan para conseguir esta cifra y su salario medio”, ha manifestado Francisco Menargues. Asimismo, el Consejo ha comunicado que el 65 por ciento de los economistas se negaban a la implantación de más peajes como fuente de ingresos para las arcas públicas.

Entre las medidas que más preocupan a los economistas valencianos se encuentra la evolución de la demanda empresarial en tercer puesto, la dimensión estructural empresarial valenciana en segundo lugar, y la tasa de desempleo como el principal problema de carácter económico, aunque se consideren positivas las medidas que el Gobierno central tomó frente a este problema, como la actuación relativa a los ERTE.

Por último, han mostrado preocupación por sectores industriales muy castigados, como el automovilístico, y se prevé una evolución favorable en el turismo, la industria y la cultura, siendo el área con mayor proyección en Valencia la construcción.