Las exportaciones valencianas ya superan el nivel de la época prepandemia

Todos los productos, menos el automóvil, aumentan sus ventas al exterior

Contenedores en el puerto de València
Contenedores en el puerto de ValènciaAPV APV

Como ya ha sucedido en crisis anteriores, las exportaciones de la Comunitat Valenciana se convierten, de nuevo, en el motor de la recuperación, sobre todo del sector industrial y de la distribución mayorista. En efecto, las exportaciones valencianas han registrado en los cinco primeros meses un incremento del 17% respecto al año anterior, alcanzando un volumen cercano al registrado en igual período de 2019 (-1,7%).

Las importaciones también se recuperan, pero a un ritmo más moderado (11% hasta el mes de mayo) debido a la menor demanda de los bienes de consumo. Ello ha permitido que el saldo comercial positivo crezca casi un 70% en este período.

Así se desprende del informe de Coyuntura Económica del primer semestre elaborado por la Cámara de Comercio de Valencia. Según se explica en el documento, si descontamos del total de exportaciones las del automóvil -que registran una sustancial y continuada caída- , los datos reflejan una continua y sólida recuperación de las exportaciones valencianas, superando en un 8,7% las alcanzadas antes de la pandemia (2019). Prácticamente todos los productos aumentan sus ventas, destacando alimentación, semimanufacturados (productos cerámicos, papel, hierro,..), muebles y bienes de equipo.

Según el informe, el tejido empresarial de la Comunidad Valenciana refleja los efectos sobre la economía de la evolución de la pandemia. La tercera ola en los meses de enero y febrero implicó restricciones y una caída de casi 3.000 empresas activas. Sin embargo, a partir de marzo se registra una sustancial recuperación hasta alcanzar las 147.858 empresas en mayo, cifra que se acerca a los niveles pre Covid.

La recuperación de la actividad industrial en la Comunidad Valenciana sigue siendo más acusada que a nivel nacional, gracias al buen comportamiento de las exportaciones. La industria del mueble, del textil, la de bienes intermedios (madera, plásticos, productos metálicos) y aparatos eléctricos, son las que registran un mayor dinamismo. Por el contrario, calzado y material de transporte siguen sin recuperarse, fiel reflejo de la evolución de los mercados exteriores.

El mercado europeo mantiene su senda creciente, junto con los de Oriente Medio, Marruecos y África Occidental. La recuperación de las ventas en América o Asia está siendo más irregular y menos intensa.

La construcción se recupera más lentamente

Si bien el sector de la construcción en la Comunidad Valenciana sufrió un retroceso menos acusado que en España durante los momentos más críticos de la pandemia en 2020, los indicadores muestran una recuperación menos dinámica en la primera mitad de 2021. Según Hispalink, en 2021 no crecerá más del 2,7% (3,7% en España).

La patronal del sector apunta que en la primera mitad de 2021 la actividad ha recuperado los niveles prepandemia (número de empresas y empleo). Sin embargo, otros indicadores de inversión como son las viviendas visadas, la licitación oficial (obra pública) y transacciones inmobiliarias, crecieron en marzo y abril a un ritmo inferior a la media española.

La actividad turística es, de lejos, la más afectada por esta crisis derivada del Covid-19, junto con todas las relacionadas con el ocio. La recuperación observada en 2021 está ligada al turismo nacional, dado que la entrada de extranjeros es hasta mayo un 72% inferior al de 2020.

A pesar de que se compara con el período más estricto del confinamiento, los primeros cinco meses de 2021 se saldan con un retroceso interanual de pernoctaciones y viajeros en hoteles, en apartamentos y en transporte aéreo. Únicamente el gasto medio por turista aumenta un 7,6% anual. La aceleración de contagios entre la población más joven en julio pone de nuevo en jaque la recuperación del turismo extranjero en 2021, que sigue muy por debajo de los niveles pre Covid.

Variante Delta, principal riesgo

El informe de Coyuntura de la Cámara de Comercio recuerda que el ritmo de recuperación de la actividad económica en 2021 y 2022-tanto valenciana, como española o internacional- va a seguir íntimamente ligada a la evolución de la pandemia y del ritmo de vacunación.

Es por ello, que los nuevos brotes de Covid-19 y su variante Delta en los meses de junio y julio se han convertido en uno de los principales riesgos para la recuperación económica mundial.

De hecho, el fuerte repunte de los contagios desde finales de junio en la Comunidad Valenciana -sobre todo entre la población más joven-, se ha traducido en nuevas restricciones del Gobierno Autonómico (toque de queda y a la hostelería). Asimismo, las nuevas recomendaciones para no viajar a España de los países más cercanos van a suponer un nuevo freno al proceso de recuperación de uno de los sectores fundamentales en la época estival: el turismo extranjero.

La provincia de Alicante, más dependiente de este tipo de turismo, va a ser nuevamente, la más afectada, sin que la rápida recuperación del turismo nacional compense la falta de turistas extranjeros.