El 66,2 por ciento de los consumidores valencianos ha modificado el horario del consumo eléctrico

Aumentan los tramos más económicos con fin de evitar una subida en la factura de la luz

Un 66,2 por ciento de los consumidores ha modificado el horario del consumo eléctrico
Un 66,2 por ciento de los consumidores ha modificado el horario del consumo eléctricoJesús G. FeriaLa Razon

Un 66,2 por ciento de los consumidores valencianos ha modificado los horarios de consumo eléctrico tras la nueva facturación trasladándolo a los tramos más económicos, el tramo valle (desde las 8 hasta las 10 de la mañana, de 2 a 6 de la tarde, y de las 22 hasta medianoche), y el tramo llana (desde medianoche hasta las 8 de la mañana).

Estos datos, mostrados por una encuesta realizada por la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana, han dado a conocer la opinión de la ciudadanía sobre la nueva facturación eléctrica y su repercusión en la factura de la luz. Y según el secretario general de la organización Vicente Inglada, un importante porcentaje de la ciudadanía ha modificado sus hábitos de consumo energético, para evitar un incremento en la factura.

Frente al 66,2 por ciento que ha renovado su horario, el 24,7 por ciento asegura que realiza el consumo cuando lo necesita, un 5,2 por ciento ya disponía de discriminación horaria y ya aprovechaba los horarios más económicos y un 3,9 por ciento ha optado por reducir al máximo la utilización de los electrodomésticos.

En la factura de la luz de julio ya se han visto esos cambios y su importe ha sido similar al recibo anterior para el 52 por ciento, especialmente por la bajada del IVA del 21 por ciento al 10 por ciento, mientras que para un 26 por ciento ha sido más elevado que el anterior, para un 15,5 por ciento ha sido más bajo y un 6,5 por ciento no lo sabe.

En su mayoría, la ciudadanía ha considerado que el nuevo sistema de facturación no es ni más beneficioso ni la factura es más clara y transparente, y solo el 14,3 por ciento ha manifestado que este sistema de facturación resulta más favorable. En su contra, el 15,6 por ciento ha indicado que la factura actual es más clara y comprensible.

De los encuestados, casi el 50 por ciento manifiesta estar en el mercado regulado, frente al 26 por ciento que pertenecen al mercado libre, y el 24 por ciento restante desconoce el tipo de contrato de electricidad que tiene.

Asimismo, de los usuarios que están en el mercado libre de la electricidad, un 64 por ciento afirma no tener contratados servicios accesorios al suministro de electricidad -entre los más contratados se encuentran los servicios de mantenimiento del hogar y las reparaciones urgentes-, y un 22,3 por ciento lo desconoce.

La encuesta revela que únicamente un 7,8 por ciento utiliza energías renovables en su domicilio: un 66,7 por ciento de energía solar fotovoltaica y un 33,3 por ciento de energía solar térmica. Y solamente el 32,5 por ciento de los consumidores considera la posibilidad de instalar placas solares en el hogar.

Según Inglada, a la vista de las conclusiones de la encuesta, es necesario potenciar la utilización de energías renovables y fomentar el autoconsumo, para ser eficiente energéticamente tanto a nivel económico como medioambiental.