La Guardia Civil detiene a los catorce integrantes de una banda de tráfico de marihuana

Alquilaron varios chalets y naves industriales para el cultivo de marihuana

Momento de la detención de varios integrantes de la banda
Momento de la detención de varios integrantes de la banda FOTO: La Razón Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido a catorces personas integrantes de una organización criminal que se dedicaba al tráfico de marihuana en varias poblaciones de la provincia de Valencia.

A los detenidos en esta operación, denominada “Greenkew-lemone”, se les considera presuntos autores de los delitos de blanqueo de capitales, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

El dispositivo policial se puso en marcha el pasado 12 de noviembre cuando agentes de la Policía Local de Riba-roja del Túria identificaron a dos individuos que portaban bolsas, con restos de marihuana, y 20.000 euros en efectivo, según han informado fuentes de la Guardia Civil.

Durante la operación, los agentes localizaron diversos chalets y naves industriales que habían sido alquiladas para un fin ilícito, como es el cultivo de plantas de marihuana, en los términos municipales de Aldaia, Chiva, Gilet, Lliria, Pobla de Vallbona y Ribarroja de Turia.

En estos locales se intervinieron casi 3.000 plantas de marihuana, 37 placas de hachís, nueve kilogramos de cogollos, seis kilogramos de hojas de marihuana, tres vehículos, siete armas simuladas, dos armas táser, cinco balizas de geoposicionamineto, dos inhibidores de frecuencia portátiles, 19 teléfonos móviles, dos ordenadores portátiles y más de 55.000 euros en efectivo.

Los autores, con la intención de asegurar la protección de las plantaciones, vigilaban sus localizaciones con modernos equipos de seguridad y vigilancia personal con carácter permanente.

Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 5 de Llíria y se ha decretado el ingreso en prisión de cuatro de los detenidos.