Las residencias públicas de la Comunidad Valenciana buscan enfermeros hasta por wasap para cubrir las bajas de verano

El Colegio de Enfermería asegura que los profesionales dejan estos centros por las malas condiciones laborales

El Colegio de Enfermerías denuncia la manera en la que la Generalitat busca personal para las residencias públicas
El Colegio de Enfermerías denuncia la manera en la que la Generalitat busca personal para las residencias públicas FOTO: La Razón La Razón

Mientras la incidencia de la covid aumenta, las residencias públicas se vacían de profesionales sanitarios. Es tiempo de vacaciones y todos necesitan un descanso. La desesperación de las gerencias de estos centros ha llegado hasta tal punto que están buscando personal a través de grupos de wasap. El Colegio de Enfermería de Valencia ha denunciado hoy esta práctica mostrando como ejemplo decenas de estos mensajes.

Estamos asistiendo estupefactos a una carrera desesperada de los centros y de sus gerencias para contratar enfermeras, utilizando para ello cualquier plataforma, algo inaudito hasta este momento. Esta situación puede empujar a que se disparen los casos de intrusismo profesional, con el riesgo que eso conlleva”.

El Colegio de Enfermería de Valencia ha constatado que cada vez resulta más difícil encontrar personal para las residencias porque son muy pocos los profesionales que están dispuestos a trabajar en los centros dependientes de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas por las “pésimas condiciones laborales”, entre otras cuestiones, cobran menos.

Estos centros geriátricos han resuelto la situación “parcheando y echando mano de personal de refuerzo covid” (que sólo debería ceñirse a reforzar las necesidades surgidas por la pandemia). Sin embargo, ahora estos profesionales se van de estos centros a hospitales o consultorios para cubrir las bajas de verano. A estas circunstancias se suma que durante el periodo estival carecen del apoyo que se enviaba desde la Conselleria de Sanidad. Todo en un momento en el que están aumentando los contagios.

GRAFCVA9724. VALENCIA, 15/11/2020.-Una anciana recibe la visita de sus nietas a través de una ventana de la residencia de Velluters de València para evitar contagios de coronaviurs. Alrededor de 70 familiares de usuarios de la residencia iniciaron este sábado su primera acción de protesta por la adjudicación de la gestión de este centro a Domus VI. EFE/Biel Aliño
GRAFCVA9724. VALENCIA, 15/11/2020.-Una anciana recibe la visita de sus nietas a través de una ventana de la residencia de Velluters de València para evitar contagios de coronaviurs. Alrededor de 70 familiares de usuarios de la residencia iniciaron este sábado su primera acción de protesta por la adjudicación de la gestión de este centro a Domus VI. EFE/Biel Aliño FOTO: BIEL ALIÑO EFE

La reducción de la calidad asistencial se suma el hecho de que, en muchas residencias, sobre todo las pequeñas, hay puestos asistenciales que se consideran no sustituibles en vacaciones como médicos, fisioterapeutas o psicólogos. Es decir, estos profesionales directamente no se consideran sustituibles. Estar sin médico en la residencia, supone una sobrecarga de trabajo para Enfermería, que asume algunas funciones como trámites con farmacia, resultados de analíticas, entre otros aspectos. De igual modo, permanecer durante el verano sin fisioterapeuta deriva en un empeoramiento de la movilidad y aumento del riesgo de caídas, ya que en las personas mayores se evidencia la falta de ejercicio en su actividad diaria.

En el caso de carecer de psicólogo, la Enfermería acaba asumiendo algunas funciones que serían de esta profesión, igual que ocurre con las tareas que desarrollan los Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería, no se les sustituye y los enfermeros acaban ayudando en tareas como alimentación o cambio de pañales. “Lo hacen para que la atención a los residentes se resienta lo menos posible. Aunque, por supuesto, los más perjudicados son quienes no se le puede ofrecer la atención necesaria de forma adecuada”.