Valencia

Català denuncia que 1.904 familias valencianas vulnerables han visto retrasadas las ayudas nueve semanas

Las ayudas atrasadas ascienden a más de un millón de euros, según fuentes del PPCV

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Maria Jose Catalá.
La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Maria Jose Catalá.

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de València, María José Català, ha denunciado que 1.904 familias vulnerables se han visto afectadas por el retraso de nueve semanas en el pago de ayudas de emergencia por problemas burocráticos y de gestión.

El importe total de ayudas que se han visto comprometidas por ese retraso asciende a 1.253.345 euros, según fuentes del PP.

Estas ayudas van dirigidas a personas o unidades de convivencia para remediar una situación gravemente deteriorada, de urgente necesidad o con graves problemas específicos que afecten a su autonomía personal, social y económica; y que no pueden resolver con recursos o medios económicos propios.

“Las familias que han sufrido estos retrasos necesitaban las ayudas para pagar la manutención, la luz, el agua, el gas o gastos de vivienda. Estamos hablando de gente vulnerable y no se pueden permitir estos retrasos”, ha explicado Catalá.

La portavoz ha afirmado: “es impresentable que 1.904 familias de la ciudad de Valencia hayan sufrido un retraso de 9 semanas para cobrar las ayudas de emergencia”. Ha recalcado “que no hay excusas que valgan, con los más vulnerables un gobierno serio y responsable tiene preparado un plan A, B y C”.

Día de los abuelos

La portavoz del Partido Popular ha realizado estas declaraciones tras visitar el Centro Municipal De Actividades Para Personas Mayores ‘Tendetes’, en el distrito de Campanar, con motivo del Día del Abuelo, junto a la concejal Marta Torrado.

“Es una lástima tener un equipo de gobierno que no haya previsto ningún acto, ningún gesto, este 26 de julio para celebrar el Día del Abuelo”, ha lamentado Catalá.

Finalmente, Catalá ha agradecido la labor “muchas veces silenciosa” que hacen los abuelos ya que “gracias a ellos, madres y padres pueden conseguir la conciliación familiar y profesional”, ha concluido.