Coronavirus

#culturaencasa: de la soberbia de Jordan a una enfermedad teatral sin cura

Nuevas propuestas para ocupar el tiempo libre en este confinamiento

Michael Jordan tras ganar su último anillo en 1998
Michael Jordan tras ganar su último anillo en 1998

Miniserie: «El último baile», de Michael Tollin

Un soberbio jugador llamado Michael Jordan

Hay pocas dudas sobre el dominio histórico de Michael Jordan en la NBA. Algunos quisieron ver un clon en el recientemente fallecido Kobe Bryant, y no les falta razón (busquen un vídeo en el que se comparan infinidad de sus jugadas, calcadas), pero «Air» fue único. «The Last Dance» («El último baile») nos muestra, desde dentro y con entrevistas a todos (enemigos y amigos), los que le acompañaron en su carrera, un Jordan capaz de cualquier virguería con un balón en las manos. A un hombre competitivo que busca constantemente retos. La miniserie (a falta de que Netflix suba los dos últimos episodios el lunes) refleja a un jugador especial y a algunos de sus compañeros: Pippen, Rodman..., en cuanto a movimientos, pero también a un tipo algo soberbio en el vestuario. Sabía que solo no podía y que necesitaba poner las pilas a su gente, lo que no siempre se entendió bien. Vivió para el baloncesto hasta que se aburrió. Sin metas, y tras la muerte de su padre, la leyenda paró. Acababa de maravillar en Barcelona’92 y sumaba tres campeonatos seguidos, pero lo dejó y se pasó al béisbol para ser un novato más (aunque la grada nunca lo vio así). Un nuevo reto que quedó en anécdota porque, ya lo dice el refrán, «la cabra tira al monte», y su hábitat natural era la cancha de baloncesto, así que no tuvo otra que volver para seguir marcando la historia de este deporte. Netflix

Libro: «Los conquistadores de lo inútil», de Lionel Terray

El hombre clave del alpinismo

Esta proposición es un verdadero clásico de la literatura de montaña, uno de los libros más vendidos y leídos de todos los tiempos, «imprescindible para quienes, además de subir montañas, les gusta soñar con ellas», presenta la editorial Desnivel. Su autor, Lionel Terray (1921-1965), fue calificado como «una de las figuras más sobresalientes de la historia del alpinismo», y en este título presenta su pasión a través de su aprendizaje en la montaña, sus victorias en las cumbres y su íntima amistad con compañeros de cordada como Gaston Rébuffat, Louis Lachenal y Maurice Herzog. Fue clave en el éxito del primer ochomil alcanzado por el hombre: el Annapurna. Desnivel, 368 páginas, 20,50 euros

Teatro: «Cervantina», de Ron Lalá

No hay vacuna ni aspirina

FOTO: David Ruiz David Ruiz

Ron Lalá es alegría. El denominador común de esta compañía es el «buenrollismo», y dentro de este «género» podríamos englobar esta incursión en el mundo del autor del «Quijote», «Cervantina», estrenada en el teatro de la Comedia en 2016 y que ahora TVE recupera para la televisión. Ojalá esta vuelta de las tablas a la pequeña pantalla no sea cosa pasajera de las fiebres víricas y haya regresado para quedarse. Mientras, canten con los ronlaleros: «No hay vacuna ni aspirina que cure la Cervantina». La 2 (22:45 horas)

Museo online: Arte y Cultura: Color

Los tonos de los cuadros

Con los museos arrancando en esta fase 1 (los que pueden), las exposiciones virtuales siguen. Así, Google ofrece una forma diferente de hacerlo: por colores. Los lienzos ya no se agrupan por estilo o autoría, sino por el dictado del Pantone. Solo hay que elegir el tono deseado. Un paseo diferente en el que encontrarse con miles de piezas como este «Autorretrato con mono», de Frida Khalo. artsandculture.google.com/color?col=GREEN

Película: «Detroit», de Kathryn Bigelow

La lucha racial (y callejera) de 1967

FOTO: La Razón La Razón

Kathryn Bigelow recuperó, en 2017, para el cine los graves disturbios raciales que sacudieron la ciudad de Detroit (Michigan) en julio de 1967. Se cumplía medio siglo de una revuelta que comenzó con una redada policial en un bar nocturno y terminó convirtiéndose en uno de los desórdenes civiles más violentos de Estados Unidos. Los incidentes más graves ocurrieron en el motel Algiers, cuando las fuerzas de seguridad acudieron por los disparos de un arma de fogueo. Filmin