Los cuatro básicos de Olivia de Havilland durante su esplendor de los años 40

Dos premios Oscar a la mejor actriz reconocieron el trabajo de una de las estrellas clásicas de Hollywood

1. “La vida íntima de Julia Norris” (1946), de Mitchell Leisen. Olivia de Havilland fue la protagonista de este melodrama que transcurre durante la Gran Guerra (1914-1918). Una joven queda embarazada de un soldado que fallece en combate y, entonces, esta decide entregar su hijo en adopción a otra familia, para evitar un escándalo mayor. La intérprete obtuvo por esta cinta su primer Oscar como mejor actriz.

LR La Razón

2. “La heredera” (1949), de William Wyler. El filme, una adaptación de la novela de Henry James “Washington Square”, se hizo con cuatro estatuillas por su banda sonora, vestuario, dirección artística y mejor actriz, que fue para De Havilland. En la cinta se retocedía hasta el Nueva York de mediados del siglo XIX para seguir a Catherine Sloper, una rica heredera, tímida y poco agraciada que era pretendida por un apuesto joven. Ella se enamora de él apasionadamente, pero su cruel y despótico padre se opone a la boda y amenaza con desheredarla.

LR La Razón

3. “Lo que el viento se llevó” (1939), de Victor Fleming. De Havilland formaría parte de una de las películas más emblemáticas de la época dorada de Hollywood con su papel de Melania, por el que fue nominada al Oscar.

LR La Razón

4. “Si no amaneciera” (1941), de Mitchell Leisen. Narra la llegada de un gigoló rumano que se casa con una norteamericana para entrar en Estados Unidos. La cinta fue nominada a los Oscars en dirección artística, fotografía, banda sonora original, película, guión adaptado y, por supuesto, el de ella, Olivia de Havilland, que no pudo hacerse con el premio.

LR La Razón