Ignacio H. de Larramendi: el hombre que defendió siempre la cultura española

Su figura ha sido clave en nuestra historia para impulsar, no solo la economía, sino también las humanidades y las becas para estudiar

Ignacio H. Larramendi es una figura central en el impulso de la Historia de nuestro país
Ignacio H. Larramendi es una figura central en el impulso de la Historia de nuestro paísFundación MapfreFundación Mapfre

«Los buenos ejemplos deben ser siempre puestos de manifiesto para que puedan servir de estímulo e incentivo a otros», afirmó ayer Luis H. de Larramendi, presidente de la Fundación Ignacio Larramendi, durante una rueda de Prensa donde anunciaba los homenajes que se realizarán este año a su padre. Con motivo del centenario de su nacimiento –que se cumple el 18 de junio–, dicha institución y la Fundación Mapfre anunciaron una serie de actos que se celebrarán sobre la figura de Ignacio H. Larramendi, arquitecto del seguro moderno, responsable del reflote de Mapfre y un ensayista renombrado.

Se trata de un proyecto que arrancará mañana y que busca ahondar tanto en la faceta empresarial del abogado y escritor como en su vertiente intelectual y cultural a través de las acciones que llevó a cabo con el fin de recuperar y difundir nuestra historia. En palabras de Antonio Huertas, presidente de Mapfre, «Larramendi no solo reflotó la compañía en un momento muy crítico, sino que también sentó las bases de su posterior expansión en lo económico y en los valores éticos que hoy son diferenciales de la institución». «Gran parte de lo que hoy es Mapfre se debe a él, a su persona, a la labor que hizo a partir de 1955», añadió.

Y es que en la biografía de Larramendi hay numerosos aspectos a destacar, como su independencia de criterio y acción, pues, como detalla su hijo, «a pesar de sus orientaciones religiosas y políticas, pensó que Mapfre siempre tuvo que estar ajeno respecto a cualquier poder o fuerza económica que le pudiera comprometer». Asimismo, Larramendi también pasó a la historia gracias a la ética que aplicó a su vida personal y laboral, además de por el amor a la Historia y la cultura españolas.

Hasta la fabricación de una carabela

Los homenajes comenzarán mañana con el encuentro «Dimensión cultural, empresarial e histórica de los proyectos americanistas de Ignacio Larramendi», que tendrá lugar en la Universidad de Antonio Nebrija en Madrid. Otro acto relevante se celebrará el 20 de septiembre, con la presentación del trabajo de Alejandro de la Vega sobre la gestación, fabricación, financiación y ejecución del proyecto carabela Niña III, réplica de la que usó Colón en su viaje que Larramendi impulsó. Más adelante se presentará la biografía que está preparando Mario Crespo.

Ante esto, y por cumplirse 100 años de su nacimiento, ambas fundaciones han acordado una amplia programación que se extenderá hasta final de año. El 28 de abril se realizará en la Real Academia de Medicina un acto conmemorativo del impulso que supusieron para la investigación las Becas y Ayudas Ignacio Larramendi, otorgadas por la Fundación Mapfre. Pero un acto central, según su hijo, tendrá lugar el 21 de junio, fecha más cercana al día del nacimiento del empresario, en el Auditorio Abante en la Plaza de la Independencia, también en la capital. Se presentará el trabajo de investigación «Emprendimiento, impulso ético y liderazgo», «que un equipo de economistas ha realizado durante dos años tratando de buscar los logros más relevantes y diferenciales de mi padre en lo empresarial», apunta.

Logros actuales

Durante el mes de septiembre se celebrará el seminario más importante de los que se han organizado para celebrar la figura de este mecenas. Lo han titulado: «Ignacio Larramendi y la dinamización de estudios sobre el carlismo». Esta serie de homenajes se cerrará el 10 de noviembre, donde se anunciará la digitalización en abierto de la colección histórica de la revista y publicaciones de la Asociación de Empresarios y Directivos cristianos (ASE), donde también participó Larramendi. En definitiva, se ofrece la oportunidad de conocer y admirar el trabajo de un hombre al que le se le deben numerosos logros actuales. Se trata del «rescate de los principios de una vida impregnada de un ideal de servicio a la sociedad, durante más de medio siglo de vida, para que sirvan de ejemplo y estímulo para la sociedad española de hoy», afirma su hijo y actual presidente de la Fundación Ignacio Larramendi.

Todo ello, además, sosteniendo la importante labor cultural que el protagonista realizó durante su vida a través de unos documentales que se proyectarán y difundirán en las redes sociales y durante el centenario, así como de una exposición que tendrá lugar en el Auditorio de la Fundación Mapfre, en Madrid.