Springsteen bate el récord al vender su catálogo por 500 millones de dólares

El “Boss”, de 72 años, se deshace de todos los derechos de sus trabajos siguiendo los pasos de una larga lista de artistas que han tomado una decisión similar

Bruce Springsteen actúa en el Madison Square Garden de New York
Bruce Springsteen actúa en el Madison Square Garden de New York FOTO: Brad Barket AP

Después de las sonadas ventas de su repertorio de Bob Dylan y parte del de Neil Young, los viejos rockeros siguen desprendiéndose de los derechos de su música. El siguiente en hacerlo ha sido Bruce Springsteen, que ha vendido todo su catálogo musical y los derechos de publicación a la multinacional Sony Music por 500 millones de dólares, la mayor transacción realizada hasta la fecha sobre el trabajo de un único artista. No solo los viejos. En los últimos tiempos, grupos como Red Hot Chilli Peppers, Aerosmith, o intérpretes tan dispares como Shakira y David Guetta han tomado la decisión de tomar el dinero y correr. La lista se extiende a David Crosby, The Offspring... y, al calor de los nuevos negocios de “streaming” promete seguir “ad infinitum”. No solo eso: todo el catálogo de la discográfica Sun Records, pionera del rock & roll también fue objeto de una operación similar.

Con este acuerdo, adelantado por la revista Billboard, el Boss ha batido el récord establecido hace un año por Bob Dylan, quien vendió por cerca de 400 millones de dólares a Universal su extenso catalogo, que cubre una obra de seis décadas. Springsteen ha formado parte de Columbia Records -del grupo Sony- desde el inicio de su carrera. En 1973 publicó su primer álbum, “Greetings from Asbury Park, N.J.”, en este sello, con el que ha editado desde entonces más de treinta álbumes, entre trabajos de estudio, discos en directo y recopilaciones.

El músico norteamericano había adquirido los derechos de su música como parte de una renegociación de su contrato alrededor de la década de los noventa, tras haber publicado álbumes históricos como “Born to run”, “The river” y “Born in the USA”. Las ventas de los discos de Springsteen superan los 120 millones de copias en todo el mundo y suman una decena de números uno, lo que supone uno de los mayores registros de la historia del rock. También es uno de los artistas más laureados del rock, con más de veinte Grammy, dos Globos de Oro y un Óscar.